Reseña: La subasta del lote 49 (Thomas Pynchon)

Título: La subasta del lote 49
Título original: The crying of lot 49
Autor: Thomas Pynchon
Páginas: 184
Editorial: TusQuets
Año: 1966
Un buen día, la señora Edipa Maas se entera de que ha sido nombrada albacea de una inmensa fortuna por su ex amante Pierce, un millonario californiano. Una serie de sorprendentes coincidencias la pondrán sobre la pista de un delirante misterio en el que se cruzan personajes tan estrafalarios como su marido, Mucho Maas -aficionado al grupo británico Dick el Sucio y los Volkswagen, pero en cuyo éxito no cree-, el doctor Hilarius -un obseso freudiano salido del campo de concentración de Buchenwald-, Gengis Cohen -un eminente filatélico de Los Angeles-, o los abogados Warpe, Wistfull, Kubitschek y McMingus, y el entrañable Randolph Driblette…También deberá enfrentarse con las más estrambóticas organizaciones, como la R.E.S.T.O.S. -una extraña red postal de proscritos-, o la no menos enloquecida Yoyodyne S.A., hasta caer en la cuenta de que la revelación final radica precisamente en la subasta del lote 49.

Hace poco más de un año descubrí a este autor y desde entonces quise leer algún libro suyo, pero, a la vez me daba miedo de que fuese muy pesado para mi, porque si algo es cierto, es que Thomas Pynchon no es para todos los gustos. Afortunadamente ha sido una grata experiencia y espero pueda leer más de sus libros. Pynchon es un escritor complejo, muy difícil de asimilar y durante la lectura de La subasta del lote 49, llegué a la conclusión de que si no sabes al menos un poco de todo, al final no disfrutarás ni entenderás nada. Por eso digo que no es para todos.

La trama de la novela al principio es lo más sencilla que puede parecer una novela de un escritor como Pynchon: Edipa Maas, es seleccionada como albacea de la herencia de un tal Pierce Inverarity. Él era un magnate californiano de las inmobiliarias y por ende, a su muerte, dejo una cantidad considerable de bienes. Edipa no tiene idea de lo que un albacea hace, pero está dispuesta a colaborar y para eso viaja a Los Ángeles, dejando atrás a su esposo Mucho Maas (sí, ese es su nombre) y se reúne con Metzer, quién es el otro ejecutor del testamento. Y de ahí en adelante la vida de Edipa se vuelve patas arriba cuando descubre ciertas "anormalidades" entre los bienes de Inverarity y señales extrañas que parecen tener relación con una agencia de correos presuntamente inexistente. Y todo se vuelve una locura, inclusive para el lector.

No se puede negar la excelente calidad narrativa de Thomas Pynchon y creo que, este libro es una buena muestra de la grandeza de su escritura. El autor te transporta de lleno al lugar en que la historia se desarrolla y no por que su prosa sea muy detallada, sino que, ésta tiene tanto poder que es imposible no olvidarte de tu entorno y vivir cada página del libro. Cuando mencioné que es difícil de asimilar es porque la imaginación de Pynchon no conoce límites y en las páginas de sus libros habrá las situaciones y elementos más inimaginables. En un momento dado te está hablando del día a día de una persona para el momento siguiente darte información sobre un regimiento de soldados que desapareció en un lago italiano y luego, te golpea con un torrente de datos científicos y es posible que, al igual que la protagonista, no entiendas a que se refiere. La trama gira en torno a la búsqueda de información que hace Edipa acerca de la mencionada agencia de correos de la que apenas hay pistas. Esto la llevará a conocer a personajes desde los más "sencillos" a los más estrafalarios que puedas imaginar. Incluida una obra de teatro llamada La tragedia del correo, la cual le da un toque irónico y divertido a la historia y puede que tenga (o no), relación con las pesquisas de Edipa.

Los personajes son muchos y conocemos a unos más que a otros, pero me han parecido muy buenos personajes y cada uno tiene algo que aportar. La que más destaca es definitivamente Edipa, es una mujer que está siendo tratada por ataques paranoicos y llega un punto donde ya no sabemos si lo que sucede es real o sólo está en la imaginación de Edipa, hay un par de monólogos donde podemos conocer más de su personalidad y le da más fuerza a la idea de que en realidad no sabemos si sólo es su mente paranoica o si nos están contando la verdad. También destacó al doctor Hilarius, que aporta un par de ideas que pueden interpretarse como mensajes del propio Pynchon respecto a lo que quiso transmitir con la novela.

El ritmo es ágil, o más que ágil es intenso, con una sensación de paranoia, que la protagonista y su personalidad contribuye a aumentar. A mi en general me ha parecido ágil, el libro no pasa de las 184 páginas y se divide en seis capítulos bastante cortos. Tal vez no les parecería así a todos por lo densas que son algunas partes pues es necesario estar completamente concentrado para poder entenderlas, pero ahí es donde recalco el poder de la prosa de Pynchon, al menos a mí no me ha dejado alternativa, pues me tenía totalmente atrapada.

Algo que no puedo dejar de mencionar es que cuando terminas de leerlo y también durante la lectura no puedes apartar la sensación de que te estás perdiendo algo, es como si ya lo tuvieras al alcance de los dedos pero al saltar para atraparlo se escape. Y fue un alivio comprobar que a muchos (o todos) les ha pasado eso. Es como si de todo lo que Pynchon quiere transmitir solo puedes comprender la punta del iceberg e incluso eso, sólo lo comprendes de una forma algo difuminada. Pero lo interesante de esto es que aún así, a pesar de esa sensación de incomprensión, el todo que la novela forma, te gusta y te atrapa y el resultado final es que quedas con la cabeza a punto de explotar y echando humo pero ya, de una vez por todas quedas encantado con el endiablado estilo narrativo de este gran autor y sabes que vas a seguir leyendo sus obras.

La subasta del lote 49 es una gran novela, llena de conspiraciones y tramas rocambolescas que al final pueden o no tener sentido para el lector. Con muchos pasajes divertidos, otros que no se entienden pero que gustan, personajes de lo más raros y con una protagonista de la cual es una delicia leer su peripecias. Con un estilo intenso y, aunque deja la sensación de que te perdiste algo, aún así, es una gran experiencia.

Puntuación:

3 comentarios :

  1. Pues nunca he leído al autor, pero has conseguido despertarme la curiosidad, por saber si lograré entenderlo, o si me gustará o no... parece que sus libros son muy particulares, me apunto este.

    Besooss!!

    ResponderEliminar
  2. No era un autor que estuviera en mi lista de pendientes, pero ahora me has dejado con curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. esta corto :O pense que seria un ladrillo, pero claro que me gustaria!

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, soy toda ojos O.O Pero recuerda siempre las normas del respeto.
Tampoco permito spam.