1/20/2015

Reseña: El temor de un hombre sabio (Patrick Rothfuss)


Título: El temor de un hombre sabio
Título original: The wise man's fear
Serie: The kingkiller chronicle
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 1200
Editorial: Vintage
Año: 2011
“Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable”.
El hombre había desaparecido. El mito no. Músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, trotamundos, héroe y asesino. Kvothe había borrado su rastro. Y ni siquiera ahora que le han encontrado, ni siquiera ahora que las tinieblas invaden los rincones del mundo, está dispuesto a regresar. Pero su historia prosigue, la aventura continúa, y Kvothe seguirá contándola para revelar la verdad tras la leyenda.

Hace unos meses leí El nombre del viento, fue mi primera experiencia con Patrick Rothfuss y quedé realmente encantada. La historia está muy bien contada y aunque tiene unos peros, realmente no son nada en comparación a lo bueno. Y además Rothfuss narra todo de una forma tan, tan bella que es capaz de hacerte olvidar en dónde estás.
Un par de semanas después de haber leído esa primera parte, en la Feria del Libro conseguí El temor de un hombre sabio, y ya que Nina, Pablo y Sara estaban organizando una lectura conjunta pude unirme a ellos y ahí estuvimos comentando en facebook durante UN MES. Porque sí, la lectura de este libraco nos llevo más tiempo del esperado. Bueno, Sara lo leyó en pocos días pero lo que si tuvimos en común fue que a todos nos decepcionó casi por igual. 

Ahora haré un breve resumen de lo que el señor Rothfuss nos cuenta en esta segunda parte: Como saben y para los que no, el libro está contado en primera persona en tiempo pasado. O sea, el Kvothe del presente nos cuenta su vida, aventuras vividas y como se convirtió en la leyenda que es. En Kvothe el Arcano. Seguimos conociendo las pericias de Kvothe en la universidad, como sigue pasando penas a causa de su pobreza y el hecho de estar sólo en el mundo. Acá diré que me gustó mucho que Kvothe fuera consciente de su situación, pues cuando tenía un poco más dinero, no se emocionaba y lo gastaba como otros harían, sino que, se alegraba pero sabía ser cuidadoso. 

En este libro vamos más allá de la Universidad, lo que es una alegría pues podemos conocer un poco más de Temerant, pues hace unos meses nos enteramos que así se llama el mundo de Kvothe. Vamos al lejano Vintas y se aprende más de las costumbres del lugar, también conocemos a los fieros guerreros Adem y sus técnicas y un poco más del mundo arcano, de la parte mágica o feérica y de los seres que habitan en esa dimensión. Ahora dirán ustedes que si hay todo eso ¿por qué no me gustó? ¿cuáles son todos esos peros? Ahora voy a ello...
Me da no sé qué hacer esta reseña. Quisiera que fuera más o menos como la de El nombre del viento, el cual me encantó. Lamentablemente en éste se ha aplicado eso de 'El síndrome de las segundas partes' pues comparado con el anterior que fue genial, éste ha sido una decepción casi total.

A ver, me gustó, eso es cierto. Pero no tanto. Amé las primeras 400-500 páginas. Incluso al inicio me estaba gustando más que el anterior. Me tenía realmente emocionada. Pero después, empieza a decaer. Se va de pique. Vuelve a resurgir en un par de páginas y cae de nuevo. En fin, que fue más lo malo que lo bueno.
Y les diré porque, sólo que habrá mucho spoiler pues no podría explicarme bien sin contar aspectos importantes.
*spoilers*
1. Viaje a Vintas: Nuestro Kvothe es algo así como obligado a marcharse de la Universidad para evitar las consecuencias de una mala jugada del odioso Ambrose, se le presenta la oportunidad de viajar a Vintas a servir a la corte del maer Alveron. Y es acá donde sentí que la maravillosa historia que me estaban contando empieza a bajar de calidad. A partir de la páginas 500 más o menos, se suceden una tras otra muchas escenas que me aburrieron y son más relleno que algo sustancial. Sí hay cosas interesantes, como cuando Kvothe y los mercenarios van a atrapar a los ladrones del dinero del maer. Es muy emocionante y Patrick sabe como contar historias. Pero son realmente pocas esas escenas donde el libro, de la mitad en adelante me despertó una emoción grande.
También debo hablar de la estancia de Kvothe en la corte, donde éste salva al maer de ser envenenado, me pareció inverosímil, y más aún, cuando al final este suceso no parece tener relación con la trama principal, a menos que sea para que el maer ayudara a Kvothe, cosa que sabemos lo mal que resulto en su mayor parte el final.

     1.1. Felurian: Me parece que no podría dejar de hablar de esta parte de la historia. A ver, son como 100 páginas o más, si recuerdo bien puesto que ya hace varios meses que lo leí, donde Kvothe se pasa con ella teniendo sexo todo el día, a todas horas y viviendo como rey, sin reino, claro. Esta parte fue realmente cansina y aunque de vez en cuando, a lo largo de esas muchas páginas hay algo interesante o importante para la historia no es que ayude mucho a soportar el tedio. Hay partes interesantes como cuando Kvothe conoce al Cthaeh. Y otras importantes como cuando se refieren a los nombres de los Chandrian y la historia del chico que se robó la luna, pero nada más. 

       1.2. Ademre: Kvothe se va con Tempi a Ademre, para ayudarlo a salir del problema en que seguro se metió al enseñar el Lethani y el Ketan a Kvothe. Y eso está muy bien, es una oportunidad más de conocer las diferentes culturas de Temeran, pero también sentí que se queda corto. Y no sólo con el Lethani o el Ketan, no es que yo sea conocedora de artes marciales o técnicas de lucha pero cuando se hablaba de ellas quería que Rothfuss se explicara más, no sólo ir y decir esta técnica se llama: garza que vuela o como se llame, sino que contara un poco más acerca del Ketan y las técnicas.

2. Kvothe, "el joven": El Kvothe del presente es un personaje que me gusta mucho, quizá un halo de oscuridad que aunque trate de ocultar está presente y es que se supone que ha sufrido mucho y eso lo ha hecho fuerte aunque no lo parezca tanto. Pero tengo un problema con el Kvothe joven, el que está más presente a lo largo del libro. Desde el primer libro fue ese mi mayor pero, y confiaba en que tal vez en este ya no estuviese. Pero no, Kvothe sigue siendo un personaje muy idealizado. Muy talentoso e inteligente, bellísimo y con una buena estrella, a veces sí le siguen sucediendo cosas malas pero para que el Kvothe del presente parezca haber sufrido tanto, aun falta mucho que explicar en el tercer libro. A veces Kvothe se me hacía muy irritante, con sus actitudes de yo-todo-lo-puedo-y-hago-lo-que-quiero. En fin, que prefiero por mucho al Kvothe que cuenta la historia.

3. Falta de información: Y llegamos a la parte que más me molestó, ya que se supone que en Las puertas de piedra, que a saber cuando va a salir a luz, la historia de Kvothe termina... ¿cómo es que estamos en la segunda parte ya sin apenas información de porque Kvothe es El arcano, el asesino de reyes, el héroe que se proclama es? Porque no hay nada de lo que más interesa, al menos a mí. No hay respuestas, una que otra pista por ahí o allá pero nada sustancial. Nada sobre los Amyr y menos sobre los Chandrian, nada sobre personajes como Auri que al parecer guarda grandes secretos. Tampoco mucha información sobre Denna, sólo sé que me cae un poco más mal. Al parecer también ella tiene alguna importancia pero nada he sospechado ni se ha dicho al respecto. Sólo fue ruido, viajes y días de placer sexual para Kvothe.
*Fin de los spoilers*


Terminando la parte spoileadora no quiero dejar la reseña sin decir algo bueno del libro, como la narración que sigue siendo bella y eso ayudo a soportar las partes que no van a ningún lado. También personajes como Elodin que no se sabe mucho de él, pero es interesante. Y en el presente, tenemos a Bast que es adorable y me encantaría saber más de él. Además, llegando al final sucedió una cosa muy sorprendente que me hizo pensar mucho acerca de mi querido fata y me dio otras ideas acerca de su naturaleza y sus intenciones. Así que espero que Rothfuss haga un buen trabajo con el siguiente porque eso si, aun me quedan muchas ganas de saber como termina esta historia.

Concluyendo, El temor de un hombre sabio no cumplió las expectativas que llevaba al principio, no es realmente un libro malo, pero si decepcionante porque hay mucho relleno y prácticamente ninguna respuesta. Destaco la narración, la trama en la Universidad y los personajes del lugar. Y alguna que otra luz que se dio sobre el mundo mágico, pero sólo eso.

Puntuación:



3 comentarios :

  1. Vamos que coincidimos en todo xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Pat es un maldingo ¬¬ que no nos solto casi nada en este tomo. Una mierda patatera.

    Se salva bast porque es bast. y Elodin porque es Elodin ♥

    ResponderEliminar
  2. Ays, que lo tengo en la estantería pendiente. Y no es la primera reseña que leo que dice más o menos lo mismo que tú. Que hay mucho relleno en este libro y poca historia.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído y la verdad es que pienso que tampoco me animaré a hacerlo por ahora...
    Besos!

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, soy toda ojos O.O Pero recuerda siempre las normas del respeto.
Tampoco permito spam.