9/15/2013

Por la libertad: la verdadera independencia.

Hoy hace 192 años que Guatemala es libre de las cadenas que por cientos de años la unieron a España pero, a pesar de que se haya firmado ese acta que nos declara como un país libre e independiente ¿somos realmente libres? Sí, lo somos de España y de cualquier otro país que en algún momento haya decidido directamente lo que acá se hace. Pero, ¿acaso no se sigue actuando de manera tranquila y con miedo al modo en que pueda reaccionar USA o alguna otra potencia mundial? ¿acaso es posible que el país siga siendo un país subdesarrollado por este miedo? O quizá no sea miedo sino que no le es permitido.
Lo que he aprendido a lo largo de mis años de vida o en los momentos en que me he puesto a pensar en mi país y lo que he leído, visto y escuchado me he dado cuenta de muchas cosas, somos un país rico en recursos naturales y humanos. Recursos que bien aprovechados nos harían vivir mejor. Pero el gobierno, el pueblo, todos están viviendo como en un letargo en dónde sólo se interesan por sí mismos, en dónde ven los problemas frente a sus ojos y la solución aún más cerca... pero no se hace nada.
¿Y qué pasa con aquellos que queremos un país mejor, un país dónde no haya pobreza, hambre o analfabetismo? ¿Qué pasa con esas personas que al ver tanta corrupción y que no se hace nada por erradicarla deciden seguir el mismo camino por ser más fácil o se quedan de brazos cruzados esperando el momento de actuar, el cual, quizás nunca llegue? Sé que hay algunos que siguen luchando y, no sólo jóvenes o sólo adultos. Los hay de todo género y edad y clase social. Pero ¿qué pasa con ellos? Hablan, gritan, luchan, opinan y no se les hace caso. Es muy triste la situación y hace que me ponga a pensar si llegará el día en que haya un cambio, en que Guatemala resurja de las cenizas y llegue a ser lo que nuestros antepasados en su día han soñado.

Sé que quizá no muchos lean esto, al menos no a los que me dirijo, pero si lo estás haciendo, no importa del país que seas, seguramente en algún momento has pensado acerca de tu país y de su situación y de la problemática en la que se encuentra y en posibles soluciones y que parece ser que sólo tu piensas eso y que si lo dices nadie más escuchará. Pero te digo ahora, eso es lo de menos. Tenemos algo llamado LIBERTAD DE EXPRESIÓN y debemos y podemos hacer uso de ella. 

Es más probable que al principio sea difícil pero lo importante es perder el miedo. Y, si eres de las personas pasivas o que les cuesta expresarse, yo me considero así; hay tantas maneras de mejorar, de hacer el cambio. Con sólo que empieces a cambiar de actitud, a luchar por tus derechos y también, cumplir con tus obligaciones, con sólo empezar a practicar valores que en estos tiempos tanta falta hacen, inculcar buenas actitudes a tus hijos, hermanos, amigos, padres, vecinos... no importa a quien. La cuestión es que se haga. Y así, poco a poco, no mañana ni la otra semana, pero quizá en un mes o en un año ese cambio se verá y en un futuro nuestros hijos, nuestra patria y el mundo lo apreciarán.

En fin, no era esto lo que pensaba decir al principio, pero cuando empiezo mi mente vuela, se preguntarán algunos el por qué. Seguro pensarán es otra muestra de aparente patriotismo que dicen algunos por ahí, en estas fechas esta de moda. Pero les digo que no. Hace días quería escribir algo como esto y, aunque pienso algo y en mi mente queda todo guay al escribir se me cruzan las ideas y ni yo sé lo que hago o digo. Disculpen entonces algún error de redacción o cualquier otro que puedan encontrar.

Entonces, sólo diré un poco más, no hago esto para aparentar patriotismo o lo que sea. Amo a mi país, mucho. Me encantan sus tradiciones, sus costumbres, su gente... al menos la mayoría, sus paisajes que son hermosísimos, amo ese rinconcito en el oriente que me vio nacer, no lo cambiaría por nada; amo su clima, su diversidad, me emociona mucho decir que vivo en un país multilingüe, multiétnico y pluricultural. Pero también admito que en algún momento he deseado no vivir aquí, he pensado en como sería haber nacido en otro lugar dónde no haya tanto problema... ¿acaso ustedes no? Puede que algunos lo hayan hecho y también otros que no, pero no me importa lo que digan acerca de esto. Yo si lo he pensado y deseado.

Doy gracias por tener unas oportunidades de vida que nada pueden envidiar a otros pero tanto problema que continuamente se da, hace que la vida acá sea desesperante. A veces o muchas veces, me preguntan que por qué leo tanto y que sólo sea fantasía o sci-fi. Pero ¿para que voy a leer cosas reales y encima deprimentes cuándo veo la realidad de mi país y es igual o peor? He ahí la respuesta que solo unos pocos entienden.
En fin, esto ya se hizo largo y no quiero aburriros, a pesar que en mi mente hay mucho por decir creo que haría un desastre escribiéndolo.
Si eres chapín o centroamericano o más bien, vives en América, recuerda que estas fechas en dónde celebramos la Independencia patria, debemos tener muy claro lo que "Independencia" significa. No se trata de ir por ahí haciendo lo que se nos de la gana, no es sólo el desfile de carrozas y actos cívicos, no es sólo bailar y escuchar marimba o declamar largos poemas al pie de la bandera nacional como tampoco lo es pararse firmes y colocar una mano en tu pecho al entonar el himno nacional. No se trata de eso, sí, hay que hacerlo pero lo más importante es pensar acerca de lo que significa ser independientes y soberanos y toda la demás parafernalia. 
Pensar en lo que es la verdadera libertad porque, queramos o no...
SOMOS NOSOTROS LOS QUE DECIDIMOS SI SOMOS LIBRES O NO.

2 comentarios :

  1. Una entrada que se merece un gran aplauso! Se puede decir más alto, pero no más claro. Y un mensaje que se puede aplicar hoy a la situación que se esta viviendo en muchos países, como el mío. Porque hay que empezar a luchar por nuestros derechos, pero como bien dices, cumplir también con nuestras obligaciones, que esto último a veces no lo recordamos. Pero sobre todo luchar, luchar por salir de esta situación, de esta crisis que está destrozando a tantos países.
    Besotes guapa! Y feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Comprendo lo que quieres decir, la situación está igual en México; un país que "sabe" desde seis años antes quién va a gobernar, un lugar donde los poderosos hacen lo que quieren, aprueban leyes que nunca consultan con el pueblo y cuando éste se lanza a la protesta son reprimidos U_U como decía uno de mis profesores; el cambio empieza desde nosotros.
    Por cierto, tienes un premio en mi blog: http://nokava.blogspot.mx/2013/09/el-quinto-elemento-y-no-no-me-refiero.html

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, soy toda ojos O.O Pero recuerda siempre las normas del respeto.
Tampoco permito spam.