Reseña: Las crónicas de Dune (Frank Herbert)

Título: Las cronicas de Dune
Título original: The dune Chronicles
Saga: Dune
Autor: Frank Herbert
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 670
Fecha: 1965
Arrakis: un planeta desértico donde el agua es el bien más preciado, donde llorar a los muertos es el símbolo de máxima prodigalidad. Paul Atreides: un adolescente marcado por un destino singular, dotado de extraños poderes, abocado a convertirse en dictador, mesías y mártir. Los Harkonnen: personificación de las intrigas que rodean el imperio Galáctico, buscan obtener el control sobre Arrakis para disponer de la melange, preciosa especia y uno de los bienes más codiciados del universo. Los Fremen: seres libres que han convertido el inhóspito paraje de Dune en su hogar, y que se sienten orgullosos de su pasado y temerosos de su futuro.

Con Dune, nos encontramos en un futuro muuuy lejano, como 20,000 años después de nuestra era, allá en el espacio, en diversos planetas en dónde la población está organizada por Casas, cada planeta es un feudo gobernada por un duque o barón. Un día, el emperador Padishah manda a su fiel duque Leto de la casa de los Atreides que abandone su planeta Caladan y que se traslade de inmediato a su nuevo feudo,  Arrakis, conocido como Dune (dunas) un planeta que al contrario que Caladan que podría compararse con el amazonas, es un  planeta desértico, en el que el agua es escasa y por tanto, lo más preciado que hay.

Los centros de poder de esta sociedad son la Bene Gesserit (una orden femenina pseudos-religiosa que pretende controlar las principales líneas genéticas de la humanidad), el Emperador, la compañía CHOAM (reguladora el comercio interestelar), el Landsraad (el consejo), las Casas Mayores (familias nobles principales) y la Cofradía (que monopoliza el viaje interestelar).


Cuándo el duque Leto, junto con su hijo Paul y su concubina Jessica, una Benne Gesserit y madre de Paul, también llega a Dune con su séquito: Duncan Idaho, Gurney Halleck, trovador y gran guerrero y Thufir Hawatt, su mentat, estos son humanos entrenados para tener extraordinarias capacidades de razonamiento; no sabe lo que le espera, o quizás sí, lo que pasa que es tan noble y no cree en lo que el odio puede hacer con una persona, por lo que se cree capaz de controlar la situación. Una situación en la que se verá envuelto en traiciones, mentiras, problemas políticos, amenazas para la seguridad de su hijo por parte de la casa Harkonnen, enemigos inmemoriales de los Atreides, comandada por el Sadimir Barón Vladimir Harkonnen, un hombre retorcido que guarda en su alma los peores sentimientos, los Harkonnen harán que la desgracia caiga sobre la familia del duque y estos, no tendrán nada que los proteja.
Tengo mucho que decir acerca de Dune, de los atreides, de los Fremen, de toda la historia, pero trataré de decir lo menos posible pero hacerles saber que para los que gustan de la ciencia ficción es una gran historia.
Arrakis es el único lugar en el universo productor natural de melange, una especia con propiedades geriátricas: prolonga la vida y extiende la conciencia, de manera tal que a una persona con su mente bien entrenada otorga habilidades prescientes que le permiten adentrarse en el pasado y vislumbrar el futuro. El problema es que, el lugar en el que se produce, el desierto, es un lugar inhóspito habitado por enormes gusanos que llegan a medir cientos de kilómetros y que si te pillan te devoran y es muy difícil andar por ahí sin que estos te descubran. También están los Fremen, los habitantes originales de Arrakis. Inteligentes, duros y calculadores, pero considerados como la escoria del universo por sus gobernantes. Pero, como no son los fremen ni los gusanos los que gobiernan, el emperador y las grandes casas han encontrado la manera de hacerse con la especia y llevarla a cada rincón del universo. Es importante destacar que acá la tecnología tiene un segundo o quizá tercer plano. Hace mucho tiempo, la humanidad se dejo gobernar por las máquinas llegando al punto que estás la dominaban, pero entonces ocurrió el Yihad Butleriano, una especie de cruzada con matices religiosos que destruyeron las máquinas pensantes. Pero como ya no había máquinas que hicieran los trabajos difíciles o que necesitaban razonamiento y a falta de como hacer cálculos tampoco se podía viajar por el espacio, fue necesario que el ser humano explotase todo su potencial interior y no depender más de las máquinas. Surgieron dos escuelas de pensamiento. La Cofradía, por parte de los hombres encargados

de la matemática y navegación espacial y la hermandad Benne Geserit para las mujeres, las que eran instruidas en política, religión y la eugenesia, también controlaban totalmente su cuerpo y mente. Pero con el descubrimiento de la melange, estas dos organizaciones alcanzaron un gran grado de desarrollo, pues las cualidades prescientes que esta les proporcionaba hicieron que fueran capaces de controlar más, siendo las Benne Gesserit una gran influencia política y religiosa y la Cofradía, total monopolizadores de los viajes interestelares. Llegado este punto, les digo que esto no sería un spoiler de la historia, a mí, mucho de lo que les digo acá me toco investigarlo aparte pues en el libro solo hay vagas explicaciones y algunas, siendo sincera, a mi me fueron un tanto difíciles de entender. 

Las Benne Gesserit tienen como objetivo obtener un macho Benne Gesserit, al cual lo llaman el Kwisatz Haderach, este tendrá poderes superiores a los miembros de la hermandad y también de la Cofradía, será entonces como el controlador total del universo.
No conoceré el miedo.
El miedo mata la mente.
El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total.
Afrontaré mi miedo.
Permitiré que pase sobre mí y a través de mí.
Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino.
Allá donde haya pasado el miedo ya no habrá nada.
Sólo estaré yo.
Letanía Benne Gesserit
Bueno, ya me he extendido mucho sobre esto, pasaré a los personajes.
Yo me enamoré desde el principio del duque Leto, pero la vida es mala y no lo podemos conocer mucho. Jessica es de mis favoritos, una mujer fuerte que en cada capítulo se desarrolla más, algo que destacar, es la importancia que se da a la mujer, ellas son parte importante de la acción, de la sociedad, de lo que hacen sus esposos, no se discriminan en absoluto. Gurney Halleck y sus extrañas frases en el momento indicado también se ganaron mi corazón, no se llegan a conocer mucho, pero en general, todos los personajes están muy bien perfilados. Vladimir Harkonnen, es un horrible villano, de esos muy bien hechos, odioso de principio a fin, pero por que es malo, malo :(
Thufir Hawat, también es otro personaje muy especial. leal de principio a fin. Kynes, me hubiese gustado conocerlo más. El retorcido Peter de Vries. Y por último, el protagonista, Paul Atreides... nunca, nunca me había pasado eso de no poder en absoluto conectar con un personaje que no es malo. Paul es único, tiene un muy buen desarrollo en toda la trama, pero quizá por sus habilidades Benne Gesserit, lo cual hace que lo sepa todo, lo vea todo, hace que sea perfecto. NUNCA SE EQUIVOCA. Me desesperé con él, no porque sea odioso, sino que tiene un aura de no sé qué, que hizo me fuera imposible conectar con él. También su perfección lo hacía frívolo, sin sentimientos. No me cae mal, pero es de mis menos favoritos de la historia. Recuerdo que yo gritaba de pesar cuándo le pasaba algo a Thufir, Jessica o Kynes y cuándo a Paul... bah, él no me importa que muera xD. Acá les digo que si piensan que por esta razón es mejor no acercarse ¡NO! no piensen eso. La historia de Paul es interesante, es él quién es un poco irritante a veces, pero no se crean que pasamos metidos en su cabeza y conociendo cada cosa que hace. Hay distintos puntos de vista y hace que la situación de Paul sea lo de menos.
El romance... ¿hay romance? No exactamente, sólo una situación a la que podríamos llamar así, como la relación del duque con Jessica, pues él, la amaba mucho y lo dice sin miedo. En realidad, es bastante sutil y la de Paul con Chani, también, es sólo que es indispensable, pero no se alarga en el asunto.
Los Fremen, son lo más interesante de la historia, un pueblo guerrero y sobrevalorado que, a pesar de las circunstancias han salido adelante. También los gusanos de arena tienen su historia e importancia...
Pasando a los matices de la historia, encontramos muchas referencias religiosas, como la espera de un mesías que llevara al pueblo Fremen al paraíso. También la política y las intrigas que esta acarrea a dónde quiera que vaya, son parte fundamental de la trama. Y otro tema interesante, es la conciencia ecológica que Herbert quiso introducir. En un planeta dónde le agua es muy escasa, en dónde se debe reciclar hasta la última gota y no sólo la de los vivos sino que si mueres, tu agua pasa a ser de la comunidad. Un lugar dónde llorar a un muerto es el mayor signo de gentileza porque estás dándole tu agua. Un planeta con gente que sueña ver su tierra rebosante de vida verde y agua por doquier. También demuestra lo que es capaz el humano de hacer y que no importan las barreras o situaciones puesto que la capacidad de adaptación al medio que poseemos puedes ser sorprendente.
"Mientras que a nosotras, Chani, nosotras que arrastramos el nombre de concubinas... la historia nos llamará esposas."
A destacar:
*Las descripciones, cada paisaje se imagina muy bien, el desierto, hasta te encantas con él.
*La sociedad Fremen.
*El desarrollo de los personajes.
*Los gusanos de arena y la melange

Lo malo:

*Algunas partes un tanto densas que hicieron que me llevara un par de buenos días leyendo.
*La "perfección" de Paul que lo convierte en alguien frío, frío.


En conclusión, Dune es una historia llena de giros inesperados, personajes muy bien perfilados, intrigas políticas, matices religiosos, traiciones, acción y un universo muy diferente al nuestro que vale la pena conocer.

Puntuación:


Extras:
Hay una o dos adaptaciones a la pequeña pantalla, no las he visto pero me han comentado que, a pesar de los efectos no tan buenos debido a las no muy buenas técnicas de esos años es bastante buena. Dejo el trailer:

5 comentarios :

  1. este libro le tengo ganas! no he podido ver el primero en papel por desgracia

    ResponderEliminar
  2. No es un género que me guste, pero tu buena reseña me anima a darle una nueva oportunidad, que quizás no he encontrado los libros adecuados para disfrutar del género.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No me había tocado ver ni el libro ni el trailer, se ve interesante :D me gusto mucho tu reseña, ya tienes una seguidora más :D
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  4. Uno de mis libros preferidos. Aún lo tengo en la mesita de noche junto con Los Juegos del Hambre que me estoy leyendo.
    Me quedé en el tercer libro de la saga. La voy retomando siempre, pero no alcanzo más allá del tres y eso que son como media docena.

    ResponderEliminar
  5. La primera vez que vi Dune en pantalla me marcó aunque no la comprendí muy bien, era peque, pero la segunda me gustó mucho más.
    No he leído los libros pero imaginaba que como tú dices son densos y muy detallados, aunque altamente imaginativos y con mensajes internos.
    Besotes desérticos.

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, soy toda ojos O.O Pero recuerda siempre las normas del respeto.
Tampoco permito spam.