Reseña: The DUFF (Kody Keplinger)

Título: The D.U.F.F
Autor: Kody Keplinger
Género: New Adult
Editorial: Little Brown 
Fecha de Publicación: 2010
*Próximamente en español*
Con diecisiete años de edad, Bianca Piper es cínica y leal, y no cree, ni de lejos, ser la más guapa de entre todas sus amigas. También es demasiado inteligente para caer en las redes del mujeriego y viscoso chico guapo del instituto, Wesley. De hecho, Bianca lo odia. Y cuando la apodo "The Duff," ella le tira a la cara una Coca-Cola. Pero las cosas no le van muy bien en casa en este momento, y Bianca busca desesperadamente una distracción...

Ufff... este es uno de esos libros difícil de reseñar o siquiera hacer un comentario de él sin contar la historia, pero trataré en la medida de lo posible, de plasmar acá lo que siento, sin arruinarlos la historia.
Bianca es una chica normal, de 17 años, asiste a la escuela y tiene dos mejores amigas: Jessica y Casey, se conocen desde hace mucho y se apoyan cada que tienen problemas. Jessica y Casey parecen modelos de portadas de revista y siempre tienen a chicos detrás, al contrario de Bianca que, como en una de las tantas noches que sus amigas la arrastraban a un club y, ella, sentada viéndolas bailar, Wesley Rush, el ardiente chico de la escuela por la que todas mueren y con el que la mitad de chicas de la escuela ha estado, se le acerca y trata de charlar con ella, por supuesto, no es para ligar, sino que con la idea de que sus amigas vean lo simpático que es y no duden en acostarse con él. Y encima de eso, la apode como "La DUFF": The Designated Fat Friend. (La Designada,  gorda y fea amiga).
Indiganda, Bianca se enoja y le tira su bebida y le hace ver lo asqueroso que es, luego sale de ahí arrastrando con ella a sus amigas.
—¿Es éste tu intento de coqueteo? —le pregunté—. —Si es así, has fracasado. Épicamente.
—Se echó a reír. Nunca fallo en el coqueteo. —Se pasó los dedos por el pelo oscuro, rizado y ajustó su sonrisa torcida, un poco arrogante—. Sólo estoy siendo amable. Trato de mantener una conversación agradable.
—Lo siento. No me interesa. —Me di la vuelta y tomé otro trago de mi Cola de cereza. Pero él no se movió. Ni siquiera una pulgada—. Te puedes ir ahora —le dije con fuerza.
Wesley suspiró. —Muy bien. Estás siendo muy poco cooperativa, sabes. Así que supongo que voy a ser honesto contigo. Necesito que me eches una mano: eres más inteligente y más obstinada que la mayoría de chicas con las que hablo. Pero estoy aquí por un poco más que una conversación ingeniosa—. Puso su atención en la pista de baile. —Realmente necesito tu ayuda. Ya ves, tus amigas están calientes. Y tú, querida, eres la Duff—.
— ¿Eso incluso es una palabra? —
—Designada. Fea. Gorda. Amiga —aclaró—. No te ofendas, pero esa serías tú.
A partir de esa noche y de lo que Wesley le ha dicho, Bianca empieza a preguntarse si es verdad que ella es eso, la duff. No sabe como reaccionar a esto, si sentirse herida o dejarlo pasar y olvidarse de la situación y seguir ignorando a Wesley.
"—¡Yo no tocaría a ese cretino ni con un palo de tres metros! —¿Mi voz transmitía suficiente disgusto?— ¿Realmente piensas que soy tan idiota Joe? Él es arrogante, y duerme con todo lo que pueda tener en sus sucias manos. La mayoría del tiempo, quisiera sacarle los ojos. ¿Cómo podría gustarme? Él es un asno.
—Y las mujeres aman los asnos. Esa es la razón por la que no consigo una cita. Soy demasiado bueno.
—O muy peludo —ofrecí—. Tomé el último sorbo de mi refresco de cereza y empujé el vaso hacia él—. Afeitate esa barba de Moisés y quizás tengas mejor suerte. Las mujeres no quieren besar alfombras, sabes.
—Estás tratando de cambiar la conversación —señaló Joe—. Eso solo prueba que tú y el Sr. Asno tienen algo.
—Cállate. Sólo cállate, Joe."
 Pero las cosas cambian, Bianca pasa por una serie de problemas familiares que la hacen refugiarse en algo y en alguien, con quien nunca imaginó que se encontraría en esa situación. ¿Por qué lo hace? Ni ella lo sabe, pero es la forma que ha encontrado de liberarse de sus problemas.
Bianca y Wesley entablan una relación de "amigos" con beneficios, pero claro, Bianca sigue pensando y diciendo que detesta al chico y le hace saber a él que, sólo es sexo a cambio de sexo, sólo lo está usando como distracción.
"Tenía el cabello hecho un desastre. Me vi en el gran espejo y trate de aplacar el desastre de ondas caoba mientras Wesley se ponía su ropa detrás de mí. Definitivamente una situación en la que nunca me imagine estar.
—Estoy perfectamente de acuerdo con ser usado —dijo él, mientras tiraba dentro de su apretada franela negra. Su cabello era bastante incriminatorio también—. Pero me gustaría saber para que estoy siendo usado.
—Distracción.
—Eso ya lo deduje. —El colchón crujió cuando se dejó caer sobre su espalda y se metió los brazos detrás de su cabeza—. ¿De qué se supone que te estoy distrayendo? Hay una posibilidad de que, si lo sé, podría hacer mi trabajo más eficientemente.—Lo estás haciendo bien ya. —Pase los dedos a través de mi cabello, pero estaba lo mejor que podría lograr. Suspirando, me alejé del espejo y le di la cara a Wesley. Para mi sorpresa me estaba viendo con verdadero interés—.
—¿Realmente te importa?"
Porque aunque no lo quieran, aunque sólo piensen pasar el rato y odiarse, ignorarse o maltratarse en público, ellos empiezan a hablar. Bianca se da cuenta que Wesley tiene corazón, no es un pedazo de gente que solo piensa en sexo, Bianca se da cuenta que no sólo ella tiene problemas, que no está sola y que hay personas en peores situaciones. Ella... no es la única duff.
"—No te cansas nunca de mí, ¿eh? —Preguntó Wesley. Se extendió sobre la espalda de nuevo con una sonrisa—. Eso me parece muy bien, pero si soy tan fantástico, deberías recomendarme a tus amigas. Dices que las adoras, por lo que deberías permitirles experimentar el mismo placer alucinante... Tal vez al mismo tiempo.
—Cuando pienso que tal vez tienes alma, dices mierdas como esa."
The DUFF es una historia muy realista, escrita con detalle y por alguien que sabe lo que hace. Es una historia en dónde los personajes no están rodeados de elementos mágicos o paranormales, ni enmarcados como los chicos o chicas perfectos y libres de problemas, es una historia que narra lo que seguro alguna vez nos hemos planteado.
Quizá el hecho de que la escritora sea joven (lo escribió a los 17) le da un toque extremadamente real pues las cosas a las que se enfrentan sus personajes, serían las típicas situaciones de adolescentes en el mundo actual.
Es una historia que nos habla de como pueden afectar los estereotipos, los juicios a priori a los demás, de como la gente busca liberar de sus problemas, aunque sea por un momento, de formas que no imaginaban y las consecuencias de estos actos.
Con esta lectura me pude dar cuenta que, no nos gusta ser juzgados pero no aprendemos  a no juzgar a los demás antes de conocerlos. 
"—Bianca, 'puta' es sólo una palabra barata que la gente usa para hundir a los demás —dijo. Comenzó a hablar de nuevo con suavidad—. Eso les hace sentir mejor y olvidar sus problemas. Usar palabras como esa es más fácil que afrontar las situaciones. Te lo prometo, tú no eres una puta.
Le miré a sus ojos grises, y de repente comprendí qué trataba de decirme. El mensaje oculto entre las palabras.
—No estás sola."
Con unos personajes muy bien definidos, con dialogos que te harán llorar y partirte de la risa pero con una historia real que guiada por la narración de una joven escritora que estoy segura, tendrá un futuro brillante en la literatura The DUFF te gustará si, quieres algo nuevo y fresco, algo fuera de lo común, en un tiempo en dónde parece que toda la literatura juvenil está hecha con el mismo molde, te gustará si alguna vez te has considerado la duff o el duff... ¿Lo recomiendo? Por supuesto que sí :D
Puntuación:


Actualmente está sólo publicado en inglés, peeero para que se animen más a leer esta muuy buena historia, Plataforma Neo ha anunciado una pronta publicación en español.
¿Qué dicen? ¿Lo han leído? ¿Cómo les pareció? ¿Lo leerán?

Una conversación con la que me partí de risa:


"“Spanish, huh?" he said, glancing down at the scattered papers as he grabbed them.
"Can you say anything interesting?"
"El tono de tu voz hace que quiera estrangularme." I stood up and waited for him to hand over my papers.
"That sounds sexy," he said, getting to his feet and handing me the stack of Spanish work he'd swept together. "What's it mean?"
"The sound of your voice makes me want to strangle myself."
"Kinky.”"

4 comentarios :

  1. Que interesanteeee! Pinta genial, que ganitas de que llegue a España.

    Besootes

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tengo muchisimas ganas de leerlo! :)
    Por cierto, tengo una nueva actualización en mi blog: http://lasuertesiempredevuestraparte.blogspot.com.es/2013/06/v-de-vendetta.html
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Yo le tenia muchas ganas, pero despues de que lo lei he llegado a la conclusion que no es la gran cosa. Es simplemente pasable.

    ResponderEliminar
  4. Ahhh, lo leí hace tiempo, no recuerdo bien, pero, no resulta que ella no es tan "Gorda y Fea" Resulta que es bonita, pero sus amigas son más bonitas. Esperaba más de este libro.

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, soy toda ojos O.O Pero recuerda siempre las normas del respeto.
Tampoco permito spam.