9/16/2016

Reseña: Yo, Simon, Homo Sapiens (Becky Abertalli)

Título: Yo, Simon, Homo Sapiens
Título original: Simon vs. the Homo Sapiens Agenda
Autor: Becky Abertalli
Páginas: 288
Editorial: Puck
Año: 2015
Simon ha hecho lo impensable: ceder al chantaje de Martin. O Simon se las ingenia para que su amiga Abby salga con Martin o éste, le hablará a todo el mundo de los correos electrónicos. De los correos electrónicos que Simon, escondido tras un seudónimo, intercambia con un tal Bluegreen, que es el chico más divertido, desconcertante y adorable que Simon ha conocido nunca. Y es que Simon, pese a su afición al teatro, prefiere no exponer a los focos su identidad sexual. Al menos de momento. Sin embargo, seguirle la corriente a Martin no será la solución a sus problemas, sino más bien el comienzo de un enorme embrollo.
¿Qué hará Martin si no consigue conquistar a Abby?
¿Cómo reaccionará Abby si se entera del chantaje?
¿Qué pensará Bluegreen de Simon si la intimidad de ambos queda comprometida?
Y, la cuestión más importante:
¿Quién demonios es Bluegreen?

Antes de empezar, quiero quejarme una vez más acerca del HORROROSO título de este libro en español. Es que, a ver, que carajos les costaba traducir el título en inglés? Además, ese "Yo" te hace pensar que es otro el protagonista cuando en realidad es Simon. Es un desastre total, en serio. Pero a ver, ya paro. En primer lugar pido por favor que no me odien porque al parecer, de toda la gente que se ha leído este libro yo soy la única que todavía está dudando si darle 2 o 3 estrellas. Me parece que le daré 3 porque el final fue lo más cute del mundo pero... uf, para que me gustara en serio, debió empezar mejor.

Simon es un chico gay que aún no sale del armario y se escribe mails con un chico de su colegio que se apoda Blue pero Simon no le conoce. Un día, el muy tonto se deja el correo abierto y otro chico lee sus correos y empieza a chantajearle, le dice que sino le ayuda a conquistar a una amiga de Simon, expondrá los correos a toooodo el universo. Y a Simon eso le da mucho miedo porque teme que Blue le odiará por ser tan descuidado y así empieza un remolino de emociones para el chico, que trata de evitar al chantajista, asiste al colegio, ensaya una obra de teatro y con cada día que pasa, sus sentimientos por el misterioso Blue aumentan.

En realidad es un libro que, a falta de una palabra mejor en este momento, describiría como 'bonito', es también muy divertido, no sé si realista en cuanto a la temática LGBT+, porque creo que es el primer libro de este tipo que leo, aunque hubo momentos que me desesperaba muchísimo porque Simon no dejaba de recordarme que es gay y que es gaaaaay y todo eso, cómo si no lo hubiese sabido desde la primera página. Otro problema fue la prosa tan simple, aunque eso ayuda a que se lea rapidísimo y también creo que leer un libro así después de leer a Jeffrey Eugenides, Wilkie Collins y Donna Tartt no es recomendable pero bueno... era super plana y no me inspiraba muchas emociones. Otra cosa que me ha molestado es que al ser una traducción española tenía muchas expresiones típicas de España, tipo "está como una puta cabra, qué leches, es un coñazo, etc.", que para ser sincera me ponen para cuentazos, y eso hacía que me imaginara la historia desarrollada en España no en Atlanta. Pero bueno, creo que tampoco es para tanto.

Lo que me gustó y la vez no sé si es una pega, es que no hay prácticamente nada de drama, es todo tan maravillosamente alegre y la vida de Simon en general es la más positiva que he leído hasta ahora e incluso su vida después de salir del armario no es nada problemática pues todo mundo, aparte de algunos tontos de su colegio que le hacen un par de 'bromas', parecen aceptarlo, lo que me parece bien porque ayudaría a que la gente deje de pensar en una norma y aprenda a aceptar las diferentes identidades sexuales, pero a la vez, ese positivismo en el mundo real es bastante difícil de creer.

Hay otros personajes que, aunque no son exactamente importantes para la historia, le dan más vida a ésta y ayudan mucho a Simon durante esa etapa pre-salir del armario y después de hacerlo, no conocemos mucho de ellos, lo que es una pena porque había algunos que me interesaban más que Simon, tales como la hermana de éste, Nora o su amiga Abby. Tampoco entendí mucho a Martin Addison y ciertas actitudes suyas parecían incongruentes y fue una lástima que la autora desaprovechara la oportunidad que tuvo para dejarlo más claro. También hay algo más en cuanto a Blue y esto lo marcaré con spoiler porque es sobre su identidad real y no quiero arruinarles el libro. Entonces, si alguien ya lo ha leído, agradecería mucho que me ayudase a entender esto: 



 

En conclusión, Yo, Simon, Homo Sapiens, ha sido una historia fácil de leer, que luego de una primera parte bastante irregular, pude empezar a disfrutar más con las últimas 50-75 páginas, donde ya no hay tantas escenas a mi parecer ridículas o comentarios de Simon sobre cualquier cosa sin venir a cuento y vamos acercándonos a descubrir por fin quien es Blue, el chico de los mails que disculpen mi momento fangirl, pero Blue es lo más adorable del universo y más aún cuando supe quien era. Al principio me quedé a cuadros y no me convenció pero luego le amé muchísimo y todos mis reparos (o casi todos) para con la historia se fueron. Y es por eso que le termino dando 3 estrellas en lugar de 2.

Si se animan a leerlo y no son tan quisquillosos como yo, estoy segura que les gustará, vamos, que a medio mundo le ha encantado, pues es una historia fresca y bonita y divertida y si tampoco han leído libros LGTB+, creo que este podría ser un buen inicio y claro, si ya han leído de este tipo, seguro este también les gustará.
Puntuación:

3 comentarios :

  1. yo se que leeré asi que da igual xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  2. Hola, el libro me parece interesante, posiblemente lo coloque en mi TBR
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. No termina de llamarme así que esta vez lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, soy toda ojos O.O Pero recuerda siempre las normas del respeto.
Tampoco permito spam.