2/15/2016

Resumiendo: Enero

¡Hola! ¿Qué tal? Es increíble lo rápido que pasa el tiempo, veo el calendario y me asusta que ya estemos a la mitad de febrero. Lo bueno es que, aunque los días pasen tan rápido, siempre queda tiempo de hacer lo que más nos gusta. Y en cuanto a lecturas, mi enero fue bastante productivo. Leí un total de 8 libros de los que hablaré a continuación:

• Dora Bruder, Patrick Modiano
• Claire DeWitt y la ciudad de los muertos, Sara Gran
• Aprendiz de asesino, Robin Hobb
 Butcher's crossing, John Williams
• Querido Diego, te abraza Quiela, Elena Poniatowska
• Canciones de amor a quemarropa, Nickolas Butler (Reseña)
• Legend, Marie Lu 
• Honrarás a tu padre, Gay Talese

Mi favorito del mes fue definitivamente Canciones de amor a quemarropa, es una historia muy especial acerca de la vida, del día a día de cuatro amigos de un pueblito de Wisconsin que me atrapó con su sencillez pero a la vez maestría con que está narrada. Le sigue de cerca Aprendiz de asesino, primer libro de la trilogía Vatídico de Robin Hobb, quien es una diosa narrando. Su prosa te hace imaginar absolutamente todo, además tiene un personaje principal y también los secundarios muy bien construidos.

Legend, de Marie Lu me ha sorprendido para bien, no es una maravilla de historia, pero tampoco está mal. La trama atrae y sí, es otra distopía entre tantas que han salido en los últimos años, pero en general es una buena historia. Butcher's crossing fue mi primera experiencia con un autor al que le tenía muchas ganas, pues sólo he leído maravillas de sus obras y no es mentira. Ha sido una historia sobre la vida, sobre las aspiraciones que se tienen o no se tienen y una dura reflexión acerca de la ambición y de las consecuencias que tiene querer abarcar todo y hacer las cosas de forma precipitada.

Honrarás a tu padre en realidad lo empecé el año pasado, pero fue hasta en enero cuando lo pude terminar, es la historia de la familia Bonanno, una de las principales familias de la mafia neoyorquina en el tiempo de la decadencia de los descendientes de la mafia siciliana. Es un libro de No ficción, o sea, basado enteramente en hechos reales. Me ha gustado mucho y espero pronto escribir una reseña donde me exprese adecuadamente y tal como una obra de esta magnitud lo merece. Sara Gran y su novela Claire DeWitt y la ciudad de los muertos fue el descubrimiento del mes, había leído alguna reseña pero no le puse mucha atención, pero ha sido una experiencia muy divertida y emocionante y aunque hay algunas lagunas en la trama, Claire se ha puesto en la lista de mis personajes favoritos por su alocada forma de ser y la manera tan única que tiene de resolver misterios. 

Dora Bruder de Patrick Modiano es sobe una chica perdida durante la II Guerra Mundial, además habla de otras muchas personas que vivieron situaciones duras durante esa época, ha sido bastante duro leer al respecto y una buena experiencia. Y esto a pesar que no es de mis favoritos del autor, pues me aburrió por momentos y considero que Modiano a veces se pasa con las descripciones y divagaciones. Aún así, quiero seguir leyendo sus trabajos porque me he dado cuenta que son muy diferentes entre sí y seguro encontraré otra joyita suya que me enamore. 

Querido Diego, te abraza Quiela de Elena Poniatowska es una serie de cartas ficticias que escribe Angelina Beloff a su esposo Diego Rivera (pintor mexicano, que por supuesto yo no conocía ni tampoco me interesa xD) cuando este la abandona en París para regresar a México; cada una de las cartas está llena de la devoción y obsesión que Angelina le profesaba a Diego, pues ella era muy dependiente de él y su partida la destroza. No sé si el Diego de la realidad fue así como el de las cartas, pero resulta que odié mucho a ese Diego y ahora estoy menos interesada en saber como era el de verdad. Aún así, las cartas son una delicia que vale la pena leer.

Y esto es todo, ha sido un mes realmente productivo y satisfactorio. 
¿Cómo estuvo enero para ustedes queridos míos?
¿Qué tal pasaron San Valentín? ♥
¡Feliz día!

2/14/2016

Reseña: Canciones de amor a quemarropa (Nickolas Butler)


Título: Canciones de amor a quemarropa
Título original: Shotgun lovesongs
Autor: Nickolas Buttler
Páginas: 344
Editorial: Libros del Asteroide
Año: 2013
Henry, Lee, Kip y Ronny crecieron juntos en el mismo pueblo de Wisconsin, Little Wing.
Amigos desde niños, sus vidas comenzaron de manera similar pero han tomado caminos distintos. Henry se quedó en el pueblo y se casó con su primera novia, mientras que el resto se marchó en busca de algo más: Ronny se convirtió en un vaquero de rodeo, Kip en exitoso agente de bolsa y Lee en una estrella de rock de fama mundial.
Cuando se vuelven a reunir en una boda, todos tratan de recuperar su vieja amistad pese a lo mucho que han cambiado. Entre la alegría del encuentro las antiguas rivalidades renacen y los viejos secretos amenazan con destrozar amistades y amores.

Siempre he dicho que es difícil hacer una reseña de un libro que te ha gustado muchísimo y éste el que más. Cuando supe de él hace un año o así, me llamó bastante la atención aunque no sabía realmente si iba a poder leerlo, pero este año lo hice y quede realmente encantada. Nickolas Butler ha creado una historia que puede catalogarse de sencilla, de cotidiana y demás adjetivos parecidos y es que lo es, pero la cotidianidad que el autor cuenta, a través de 5 maravillosos personajes, se ha quedado para siempre conmigo y dudo que alguna vez deje de tener un grato recuerdo de su lectura.

Canciones de amor a quemarropa, no es una novela que trate precisamente sobre la música, aunque por supuesto que la hay, pero el libro en sí es más bien una sinfonía perfecta, que dirigida por el autor, va tomando forma y llenando cada hueco alrededor y es tal su maestría que mientras leía no podía pensar en nada más, ni hacer nada más; es de esas novelas que no quieres parar de leer y a la vez, te da pena que llegue el final.

La historia cuenta la vida de cuatro amigos que gracias a la boda de uno de ellos se vuelven a reunir y recordar viejos tiempos, amistades, amores y por supuesto, problemas. Ellos son: Kip, que gracias a su trabajo como agente de bolsa logró una considerable fortuna y regresa a su pueblecito, Little Wing para invertir su dinero y hacer crecer la comunidad; Ronny, un vaquero de rodeo pero a quién un accidente le impidió seguir siéndolo; Henry, alguien que ha vivido toda su vida en Little Wing y puede considerarse el menos exitoso de todos; Lee, famosa estrella de rock pero también humilde y que nunca se ha olvidado del pueblo que lo vio nacer ni de sus amigos que siempre lo apoyaron. También está el punto de vista de Beth, esposa de Henry; es por cierto, de mis personajes favoritas, su crecimiento, su afán por conservar la alegría de su matrimonio, cuidar a sus hijos y a la vez sus reflexiones del pasado y recordar la alegría de ser joven y sin preocupaciones ha sido de lo mejor.

Como dije antes, la historia es sobre lo cotidiano, es realmente como la vida real, yo me sentí especialmente identificada por el estrecho vínculo que el autor desarrolla con la naturaleza del lugar; muchos pasajes resultan tan evocadores de lo bien descritos y llenos de sentimiento que están. Además, yo vivo en el campo, en un ambiente totalmente rural, mi familia es ganadera y agricultura y la mayor parte del tiempo estoy en un lugar rodeada de árboles y de los sonidos de la naturaleza, por eso, mientra leía la historia, pude sentirme realmente en el lugar, si bien, las personas del libro no son como las que me rodean, son bastante normales.

Canciones de amor a quemarropa es una historia sobre la importancia de la familia, de los amigos y de la necesidad de las personas de sentir que son parte de algo o que pertenecen a un lugar. La amistad es un punto central, a lo largo de sus 344 páginas presenciamos la evolución de los personajes, los secretos desvelados que generan problemas pero gracias a ese lazo forjado desde la niñez y al sentido común que tarde o temprano les llega, se logra encontrar una solución. La camaradería de los cuatro amigos, especialmente de Lee, Ronny y Henry es de lo más especial de la novela, se siente creíble; como algo que podría llegar a tener. 


Con un ritmo y desarrollo ágil, pero lento en los momentos precisos, esta historia me ha capturado, me he sentido tan cercana a los personajes, al entorno en el que viven, a los problemas que enfrentan. También da una visión diferente de lo que podríamos considerar éxito o fracaso y de lo importante de ver lo bueno de cada momento que nos da la vida porque son únicos. Ha sido sencillamente maravilloso leer cada palabra y ha sido imposible no enamorarme de cada uno de sus personajes y tampoco he podido evitar la nostalgia que me embargó cuando llegué a la última página. 

Puntuación: