7/04/2015

Resumiendo: Junio


¡Hola! ¿Qué tal? Ya estamos en julio y como siempre, vengo con el resumen del mes anterior, el cual fue bastante productivo en cuanto lecturas, y no sólo en cantidad, puesto que todas o casi todas fueron muy buenas. Claro, hay de todo y, aunque sigo con mi ranking de nada más que una lectura de 5 estrellas completitas, este mes he leído uno que estuvo a punto de obtenerlas. Pero ya no digo más. mejor paso a presentar que leí en junio...

1. En el café de la juventud perdida, Patrick Mediano ★★★★
Ya lo dije en la reseña publicada recientemente, así que sólo volveré a hablar de lo genial que ha sido leer este libro de Patrick Modiano. Una lectura llena de misterio, narrada con elegancia y un viaje al pasado muy entrañable. No sé que esperan para leer a este señor.

2. Nunca me abandones, Kazuo Ishiguro ★★1/2
No sé si mi relación con los escritores japoneses va a ir siempre por caminos irregulares, pues es el tercer libro escrito por un japonés que leo y no ha cumplido mis expectativas, no es que no me hayan gustado para nada, pero en esta ocasión si estuvo a punto de pasar, es más, por poco y no dejo abandonada la lectura de Nunca me abandones. Ya me explicaré adecuadamente en una futura reseña, por ahora sólo diré que por más que me esforcé para que la lectura me cautivara o le pudiera encontrar ese "maravilloso" que otra gente dice de él... no, no lo he hallado.

3. Guía del autoestopista galáctico, Douglas Adams ★★
Hacía ya mucho que no leía un libro con el que me estuviera riendo mucho con cada capítulo y a veces con cada diálogo. Este libro escrito por Douglas Adams nos cuenta la loca aventura de un habitante del planeta Tierra que es rescatado por un amigo extraterrestre justo antes de que la Tierra fuese destruida por unos bárbaros de otro planeta. Como dije, cada cosa que les pasa a estos es para no dejar de reír, es una novela divertida, absurda, ingeniosa y muuuuuuy loca.

4. Medio rey, Joe Abercrombie ★★★★
Abercrombie me enamoró con La voz de las espadas, primer libro de la trilogía La primera ley, así que estaba con muchísimas ganas de leer su novela "más juvenil", y de más está decir que ha llenado mis expectativas con creces, Medio rey ha sido una lectura totalmente genial, que si bien no se puede comparar con otros sus obras anteriores, tiene la fuerza que caracteriza al autor, un worldbuilding espectacular y un puñado de personajes más espectaculares aún. No veo la hora de poder leer su continuación, Medio mundo.

5. ¿Fue él?, Stefan Zweig ★★★1/2
Hay libros que son tan breves pero son capaces de inspirarte tanto y hacerte sentir muchos sentimientos. Esto me ha pasado ya por segunda vez con Stefan Zweig y ahora no hago otra cosa que decirme que leeré todo lo que él ha escrito. Aunque esta vez la historia no me enamoró como lo hizo Carta de una desconocida, ¿Fue él? ha sido un relato que me hizo sentirme de mil formas distintas y admirar la capacidad del autor por contar algo así con tanta grandeza en sus palabras.

6. La hija de Robert Poste, Stella Gibbons ★★★★
Stella Gibbons me ha deleitado con una divertidísima novela poblada de los personajes más carismáticos, más divertidos y extraños que puede haber. La novela se burla con frecuencia y de manera directa de autores famosos y sus obras, mientras, nos divertimos con las a veces, absurdas aventuras de Flora Poste y su misión de mejorar la condición de los habitantes de una granja de Sussex llamada Cold Comfort.


Crónicas del mago negro, Trudi Canavan
7. El gremio de los magos ★★★
8. La aprendiz ★★★
9. El gran Lord ★★★★
Leí estos libros en un par de días y es que, aunque no sean una maravilla, tengan un par de clichés y sean  predecibles hasta decir basta, estuve muy entretenida leyéndolos, empieza bastante regular, pero en El gran Lord, Trudi hace cosas geniales, que de no haber sido por lo predecible que es (yo adivine todo desde el inicio del segundo) hubiese sido un final apoteósico. A pesar de eso, es una buena serie de literatura juvenil a tomar en cuenta.

La espía traidora, Trudi Canavan
10. La misión del embajador ★★★
Secuela de Crónicas del mago negro, tiene lugar 20 años después, me gusto mucho saber que fue de varios personajes de la trilogía anterior y además, al igual que en los tres anteriores, Trudi hace un excelente trabajo de ambientación, los personajes no son santo de mi devoción y por ratos la historia me aburría, pero me ha gustado y espero que pronto pueda leer los siguientes.


Crónicas lunares, Marissa Meyer
11. Cinder 
★★★1./2
12. Scarlet ★★★★
Empecé a leer Cinder con la idea de tener una lectura ligera, entretenida y regular, tal como últimamente han sido mis lecturas en cuanto al género juvenil, para mi sorpresa, aunque no es una maravilla, estas dos novelas han captado mucho mi atención, como digo, no son lo mejor que hay, pero sus personajes me han gustado, la historia es bastante original y, aunque en un principio me temí que la parte romántica fuera tonta y empalagosa y todo eso, la historia ha ido dando uno giros bastante inesperados. Ansiosa me hallo por leer Cress...

Y eso es todo por esta vez. 
Pero cuéntenme ¿Qué tal sus lecturas de junio? 
¿Qué piensan de lo que leí? 
¿Han leído o leerán alguno de ellos?

7/01/2015

Reseña: En el café de la juventud perdida (Patrick Modiano)

Título: En el café de la juventud perdida
Título original: Dans le café de la jeunesse perdue
Autor: Patrick Modiano
Páginas: 131
Editorial: Anagrama
Año: 2007
París, años 60. En el café Condé se reúnen poetas malditos, futuros situacionistas y estudiantes fascinados por la bohemia parisina. Y aunque la nostalgia de aquellos años perdidos parecería ser el tema central de la novela, Modiano le da un giro sorprendente. Porque ésta es también una novela de misterio. Todos los personajes, todas las historias, confluyen en la enigmática Louki. Cuatro hombres nos cuentan sus encuentros y desencuentros con la hija de una trabajadora del Moulin-Rouge. Algunos la buscan, otros la aman, y para casi todos ellos la chica encarna el inalcanzable objeto del deseo.

Con el reto Trotalibros en junio tocó leer algo ambientado en París, por lo que este libro escrito por el autor ganador del Premio Nobel de Literatura 2014 vino perfecto para mis propósitos. No he leído a muchos autores ganadores del premio mayor, entonce fue una oportunidad perfecta para hacerlo y además, el señor Modiano ha sido un gran descubrimiento y sé que leeré más libros suyos. La novela está ambientada en París, específicamente en un café llamado Le Condé, en donde todos los días variedad de personas se reúnen,  ya sea a tomar un café o a charlar con cualquiera dispuesta a ello o a simplemente sentarse y mirar hacia la calle viendo la vida pasar.

Para empezar diré que En el café de la juventud perdida no es una novela típica, y lo digo por la forma que tiene el autor de contar la historia.  Está contada desde el punto de vista de 5 personajes que recuerdan el pasado, sus días de juventud en el café Le Condé y como en algún punto de su vida en esa época, la enigmática Louki, una chica habitual entre los clientes del café, los cautivó o les llamó la atención, aunque no todos la recordarían porque tendía a pasar desapercibida. La impresión que la novela puede dar al inicio es de que será aburrida o que no pasa nada y es que es de esas novelas en las que "no pasa nada" pero esa nada es especial y me ha cautivado y al agregar la maravillosa prosa de Patrick Modiano, eso hace a la novela una nada mucho mejor de lo que hubiésemos creído en un principio.

Es una novela muy breve pero a lo largo de ella, el autor construye poco a poco y evoca el pasado con mucha maestría y como mencioné antes, lo hace a través de 5 personajes que nos van contando sus recuerdos del café o de su vida, pero lo que destaca principalmente entre estos recuerdos es la enigmática chica, y a la vez, el misterio que la rodea o que a fin de cuentas, en parte, los personajes le confieren a su persona, hace que el lector quiera conocerla más, saber de donde viene, a que aspira, que pasará con ella. Y poco a poco el autor va ahondando en los recuerdos de cada personaje, se hacen revelaciones y llegó un punto donde yo imagine el final... y acerté. Pero a la vez, el hecho de pasara lo que yo me esperaba, es a la vez sorprendente y me llenó de tristeza y de alegría a la vez por haber leído tremenda historia tan sencilla pero bella.

Me ha encantado la prosa del autor, es tan elegante, tan evocadora; desde que empecé a leer supe que era de esos libros que empiezo y no suelto hasta llegar a la última página, y es precisamente por ese don que tienen algunos autores de sumergirte en las páginas de su historias, de envolverte con sus palabras... se siente como que respiras cada frase y esa es una sensación maravillosa. Gracias a eso, pude durante la lectura, transportarme por las calles de París, echar un vistazo a Le Moulin-Rouge y varios rincones más. Las descripciones sin ser tan especificas, tienen el poder de hacerte imaginar cada rincón de las calles parisinas. Los personajes también son otro punto a favor, es un a novela corta y por lo tanto no se extiende el autor en relatarnos sus vidas, pero cada personaje tiene fuerza, se diferencian muy bien y pude llegar a conocerlos un poco.

En conclusión, En el café de la juventud perdida es una novela excelente, quizá no para todos los gustos por esa forma del autor de contar la historia, de parecer que no dice nada, pero a mi me ha encantado y no veo el momento de leer más libros suyos. Bella y a la vez triste, misteriosa,  evocadora y nostálgica. Eso ha sido para mí.

Puntuación: