8/28/2014

Reseña: El nombre del viento (Patrick Rothfuss)

Título: El nombre del viento
Título original: The name of the wind
Serie: The kingkiller chronicle
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 872
Editorial: De bolsillo
Año: 2007
En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe... músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino.
Ahora va a revelar la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando.
Hace rato quería leer este libro. Descubrí al autor hará unos dos años y pude hacerme con el libro. Pero no sé porque razón no me decidía hasta hace un mes o así. Y pues que digo... que me ha gustado bastante :D
El nombre del viento nos da a conocer a Kvothe (que se pronuncia cuouz) y su historia, en la sinopsis nos dicen que el tal Kvothe es un gran personaje, desde mendigo hasta mago, héroe y muchas cosas más. Por lo que al principio, tenemos a Kote (que en realidad es Kvothe) pero se está haciendo pasar por posadero y un día decide contar su verdadera historia a un cronista, no, perdón, a El Cronista, que es un tipo muy importante. En fin, que el empieza a narrar su vida tal y como sucedió, puesto que miles de leyendas circulan alrededor, la gente habla de grandes hazañas hechas por Kvothe el Arcano, pero sólo él sabe si son ciertas, ahora, él se dispone a revelar la verdad...

Primero, empieza con sus días felices de infancia con sus padres, siendo parte de una troupe de artistas itinerantes, los Edena Ruh (como me gusta ese nombre), luego ciertos sucesos hacen que se traslade a Tarbean, una gran ciudad donde le toca mendigar y robar para sobrevivir, pero en realidad, el sueño de Kvothe es ir a la Universidad, es un chico muy inteligente y quiere aprender más, un amigo le dijo una vez que en la Universidad encontraría miles de libros y eso lo emociono mucho, pero también, Kvothe necesita respuestas, quiere saber tanto y no exactamente sólo por curiosidad. Y lo más importante... quiere aprender el nombre del viento. 

Así es como en un momento dado su sueño está pronto a cumplirse, pero nada le saldrá fácil y es posible que, en lugar de encontrar respuestas, mejor se llene de más preguntas.
Es en la Universidad donde da inicio la leyenda. Donde sus aventuras, acciones, fracasos y heroísmo tiene lugar. Ahí tiene amigos y enemigos, se enfrenta a la ira de algunos maestros, es la envidia de muchos de sus compañeros pues es muy inteligente y asciende puestos rápidamente. Y acá está lo raro, porque Kvothe parece un personaje todopoderoso al que no le sale nunca nada malo, no es exactamente así, a veces le va feo, pero en general, sale muy bien parado en la mayoría de situaciones, por esto el personaje no me ha parecido tan real como al contrario lo hace el Kvothe del presente, o sea, el que está contando la historia, y éste sólo aparece de vez en cuando, pues hay interludios, en donde regresamos al presente y también podemos conocer a personajes como el Cronista o Bast que es totalmente adorable -y amo cuando le dice Reshi a Kvothe

Por lo demás, me ha gustado la manera en que es contada la historia, los interludios me gustan mucho, y el resto del tiempo con Kvothe en la Universidad me pareció muy entretenido, hay también algunos otros personajes muy buenos, como Wil y Simon -amigos de Kvothe- y Elodin -un maestro que está como una regadera- también Auri que es amor infinito. También está Denna, pero ella es cuestión aparte porque me cae un poco mal y en realidad quiero pensar que mejor no existe xD Y es que me fastidia que la novela por ratos gire mucho en torno al romance. Ugh.
Me gusta que los personajes no sean sólo adornos de la trama, ellos tienen varias apariciones y de un modo u otro hacen algo. El entorno en donde se desarrolla, o sea el mundo, también me pareció interesante, a ver, es más o menos el típico ambiente medieval, con la gente superticiosa o quisquillosa en cuanto a temas arcanos -magia-, y los poderosos moviendo sus hilos por aquí y allá, los imperios, ciudades, reinos, etc. distintos, en fin, situaciones de ese tipo. Lo que me ha interesado más es la Universidad, y la forma en que se da la magia que es completamente diferente a lo que he leído antes, requiere mucho estudio y ciencia y en general, está presentada de manera muy distinta; tiene otra esencia.

La parte mítica  o no tan mítica por lo que vamos descubriendo, también da mucho de sí, hay todo tipo de criaturas, seres, demonios y creencias respecto a ellos que son interesantes y nuestro Kvothe está muy interesado en conocer y así responder algunas de sus tantas preguntas. Sólo que no lo tiene fácil y cuesta un poco averiguar algunas cosas, atar cabos, etc. Y al final, tenemos más preguntas aún.

En general, El nombre del viento es un buen inicio de trilogía, Patrick Rothfuss ha hecho en gran medida, un trabajo genial, algunos fallos respecto al protagonista o lo del romance, pero el resto, el mundo fantástico, la Universidad, la magia y también los personajes hacen que sea una historia muy buena. A mi me encantó, tanto que lo leí en poquísimos días. Hay muchos momentos donde la trama es apabullante y lo único que hacía era leer y leer. En fin, que es muy buena y se las recomiendo mucho. 

Puntuación

8/15/2014

Reseña: Anna and the french kiss (Stephanie Perkins)

Título: Un beso en París
Título original: Anna and the french kiss
Autor: Stephanie Perkins
Páginas: 434
Editorial: Plataforma Neo
Año: 2010
La Torre Eiffel, Amélie y un montón de reyes que se llaman Luis. Esto es todo lo que Anna conoce de Francia. Por eso, cuando sus padres le anuncian que pasará un año en un internado de París, la idea no acaba de convencerla.
Pero, en la Ciudad del Amor, conoce al chico ideal: Étienne St. Clair. Es listo, encantador y muy guapo. El único problema es que también tiene novia. ¿Conseguirá Anna el ansiado beso de su príncipe azul?
El humor y la tensión que se respiran página a página en el debut literario de Stephanie Perkins te atraparán y te llegarán al corazón.

He escuchado tanto de este libro y a la mayoría parece que le ha encantado, así que un día me decidí a darle una oportunidad, no voy a decir que no estuvo a la altura de mis expectativas porque realmente no las tenía, esperaba encontrar una simple y bonita historia romántica y a ver, digamos que lo es, pero tiene cosas que no me gustaron nada. No voy a decir que esperaba una gran obra literaria pero vamos, hay muchas mejores que esta. La historia va acerca de Anna, ella es hija de un escritorzuelo autor de novelas de gente con enfermedades terminales y que debido a su éxito han sido llevadas a la gran pantalla, ahora su engreído padre quiere hacer parecer que nada en dinero y la ha mandado a estudiar a la Escuela Americana en París, un internado a donde los ricos estadounidenses envían a sus hijos cuando no los quieren cerca.

Anna, a regañadientes acepta ir pero con todo el odio que es capaz de sentir volcado hacia su padre. Con todo, no tiene otra opción y empieza su proceso de adaptación a un país, un idioma, una escuela y compañeros diferentes. Pero en fin, ya es su último año y ni loca accederá, más adelante, a estudiar la universidad en otro lugar que no fuese USA. Ahí en la escuela, tiene la suerte que desde el primer día hace amigos, empezando por Meredith, la compañera de la habitación de al lado y posteriormente a los amigos de esta: Rashmi y Josh y por supuesto, Ètienne St. Clair, el chico roba suspiros por excelencia, por quien todas en la escuela suspiran, el chico americano con nombre francés y exquisito acento ingles, porque oigan, el nació en América, su padre es francés pero sus abuelos ingleses lo criaron. Es todo un hombre como debe ser. Lo que todas soñamos... Pues a ver, yo lo veo como un chico normal, vale, el acento inglés, lo acepto, pero es todo. Si es dulce y lindo y guapo y se porta de maravilla con todos. Pues bien, me gusta. Pero tampoco es El Hombre. El nombre sí, he de confesar que el nombre Ètienne, me fascina.

Se preguntaran porqué no hablo de la trama del libro... Pero sí eso estoy haciendo, porque de eso se trata, de como Ètienne es tan guapo y sus labios y cabello perfecto y su acento, ohdiosmío, pero tanta belleza y que hombre... ¡De verdad! No es broma. Anna se pasa hablando de su perfección, a cada momento. Es tan irritante. Bueno, si hay más cosas en la historia, pero tampoco son para tirar cohetes. Está el problema de Anna con su papá y sus novelas baratas, también hay un pequeño gran drama en torno al padre de Ètienne que es un ogro horrible... Eso dice él. Y hace cosas muy malas, esto es cierto, pero a mí me hubiese gustado verlo en acción para convencerme un poco. Como ven, los villanos son bastante sosos. También Anna tiene sus problemas en casa, su mejor amiga mintiéndole, su casi novio desilusionándola y de esto mejor no digo mucho, porque la reacción de Anna al final me pareció de lo más ingenua. No es por maldad, pero yo no hubiese aceptado las cosas tan fácilmente; a ver, está clarísimo el hecho en donde tu mejor amiga te traiciona y ahí, no valen justificaciones baratas.

De los nuevos amigos de Anna no tengo mucho que decir, sólo que son amables, divertidos y tienen los problemas que todo el mundo tiene en algún momento o puede tener. No se profundiza en ellos y bien puede decirse que son un mero adorno. Como ven, prácticamente todo el libro gira en torno a la relación de Anna y Ètienne, sus 'problemas' y como los solucionan, muy fácilmente diría yo; su amistad y acercamiento hasta que al fin está claro que estarán juntos forever and ever. Algo que necesito remarcar es la estupidez de Anna. Al principio no me pareció tan grande. Pero conforme leía y ahora que ya ha pasado algún tiempo desde que lo leí, creo que hasta la odio un poco. Armaba tanto drama por una cosa, luego resultaba que en realidad no era tan malo. También tiene serios problemas de identidad. Y esto lo voy a decir: ella es estadounidense, se va a París, ella dice que los parisinos odian a los estadounidenses y por eso no se sentía bien saliendo y que la gente la mire o hable con ella, hasta que llega el bueno de Ètienne y le regala una bandera canadiense para colgar en su mochila y ahí, ella ya se siente muy segura. Me fastidió tanto. ¿Qué tenía de malo que la gente sepa de donde es? ¿Acaso es ella alguien importante para que a los parisinos les importara? ¿No que extrañaba tanto a su país? Entonces ¿para que avergonzarse de él? De verdad, es así de absurda.

Otra: Anna quiere ser crítica de cine, tiene un blog donde hace reseñas de las películas que ve. Y en París, se pasa la vida en el cine. Pero hay algo, que en un principio, me pareció bastante estúpido pues ella al saber que se iba a Francia, no investigó nada del país ni siquiera para llevar un año más o menos bueno. Ya que no tenía como evitar irse, ver que podía hacer para ayudarse. Y en cuanto a lo que desea estudiar... ¿Va a hacer sólo criticas de películas de su país? ¿Pueden creer que no sabía que Francia ama el cine?  ¿Qué Francia es el cine? Y así muchas cosas más, tantas que si me pongo a enumerar nunca terminaré, por eso lo dejaré aquí.

En conclusión, es un libro súper sencillo, narrado de forma amena, con momentos divertidos, personajes agradables, menos Anna que como dije me pareció bastante estúpida. La trama muy sencilla, ambientado en París, de acá no puedo decir mucho dado que no conozco pero me ha gustado, Anna y sus amigos visitan algunos lugares emblemáticos y ha sido interesante. Además gracias a Ètienne que ama la historia pude aprender un par de datos. No me ha parecido una maravilla como a muchos, pero me divertí, —excepto con las partes donde Anna babea (literalmente) por Ètienne, cosa muy frecuente— pero me reí y entretuve por unas horas. Lo que es necesario apuntar es que, aunque la impresión que tuve justo después de leerlo fue de 'me gusto', así, a secas, pero conforme ha pasado el tiempo a ido bajando a 'estuvo bien' y ahora, hasta me enferma un poco recordar la estupidez de Anna.

¿Lo recomiendo? Hmmm, no a lectores exigentes. Y bueno, a muchos le ha gustado. Es una lectura ideal cuando quieres algo simple y sin tanto alboroto. Como cuando estás enfermo —yo estaba así cuando lo leí— y deseas leer algo sencillo y que no te haga romper la cabeza tratando de descifrar el asunto.

Puntuación:

8/07/2014

Resumiendo: junio y julio


¡Hola! Hoy vengo con el resumen lector de los dos meses pasados, se paso julio y no pude hacer el de mes de junio y, como además fueron poquísimas lecturas, aproveché para que sea la entrada un poco más nutrida.Y aquí van...

Lecturas de junio:
1. Días de sangre y resplandor, Laini Taylor 
2. El chico de oro, Abigail Tarttelin 
3. Eldest, Christopher Paolini 
4. Drácula, Bram Stoker 
5. Jane Eyre, Charlotte Brontë 
6. Harry Potter y el cáliz de fuego, J.K. Rowling 

Luego de casi dos años de haber leído Hija de humo y hueso vino a mi país la segunda parte y si aquella me enamoró, ahora multipliquen eso por mil y ahí el resultado de lo muchísimo que me gustó Días de sangre y resplandor, la prosa de Laini Taylor sigue siendo impecable, la historia sube en calidad y los personajes me hicieron sufrir y ser feliz a partes iguales. El chico de oro fue un gran descubrimiento, de las lecturas más raras que he tendido en la vida, es la historia de un chico intersexual (aka hermagrodita) que nos lleva por su vida y nos enamora con su historia. Ah, mucho amor para Max por favor.

Eldest, la segunda parte de Eragon, si bien me gustó más la primera, esta se hace un poco pesada por ratos, la historia de Eragon y su dragona me sigue interesando, Eldest me entretuvo mucho. Luego digue Drácula de Bram Stoker, me gustó bastante pero al final no fue todo lo que esperaba, ahí el porqué de las tres estrellas.

En cambio una de las mejores lecturas fue Jane Eyre, me encantó de inicio a fin, la pluma de Charlotte es una maravilla, la historia, los personajes, la ambientación, todo. Precioso. Y Harry Potter y el cáliz de fuego, el cuarto libro de la saga me sigue enamorando, si bien mi favorito sigue siendo El prisionero de Azkaban, este tiene muchas cosas que hicieron que fuera feliz durante su lectura. Esta serie no hace más que mejorar ¿eh?

Lecturas de julio:
1. Fahrenheit 451, Ray Bradbury 
2. El nombre del viento, Patrick Rothfuss 
3. La casa de Hades, Rick Riordan 
4. Corazón y ciencia, Wilkie Collins 

Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, me gustó mucho, también me horrorizó y me hizo pensar un montón. Me gustó la forma en que está escrita aunque por ratos me confundía y también el final esperanzador de la historia, la verdad es que fue genial.
Otra muy buena lectura fue El nombre del viento de Patrick Rothfuss, me enganchó de inicio a fin y lo devoré en pocos días, me gusta la forma en que está escrito y la verdad que no me pareció nada aburrido y hay muchos personajes que son amor ♥ Ahora mismo ya estoy con la segunda parte :D
Y luego un jode-vidas como lo fue La casa de Hades, el cuarto libro de la serie Los héroes del Olimpo me ha hecho sufrir como ningún otro libro de Rick Riordan, soy una gran seguidora de Percy Jackson y Co. y todo lo que les pueda pasar es de mi interés personal. Acabado este libro, ya sólo nos queda esperar a octubre para el desenlace y roguemos al Tío Rick que sea bueno :B
El último del mes fue Corazón y ciencia, del gran Wilkie Collins, fue mi primer libro de él pero les aseguro que devoraré toda cosa que encuentre escrita por él, porque Corazón y ciencia me pareció un libro magnífico que cuenta una preciosa historia de amor, pero no sólo eso, sino que tiene tantas cosas más dignas de ser leídas. Así que léanlo :))))

 Lo mejor:


10297927121278101730561110564800

Recomendaciones:
17873256

8/04/2014

Reseña: En la arena estelar (Isaac Asimov)

1330290Título: En la arena estelar
Título original: The stars, like dust
Serie: El imperio galáctico
Autor: Isaac Asimov
Páginas: 201
Editorial: Ediciones Roca (no es la misma edición de la imagen)
Año: 1951
Se ve un futuro con la humanidad extendida por muchos planetas, una humanidad de billones y billones de personas, pero donde cada planeta se convierte en una especie de aldea. El adelanto técnico está ahí, sí, pero no así el adelanto social. Los planetas y sistemas de planetas se convierten el reinos y autarquías, con reyes y dictadores de opereta. Las naves espaciales y sus tripulaciones sustituyen a los caballeros y sus ejércitos. Conceptos como la democracia, o el parlamentarismo no existen. Asimov nos presenta un futuro que, quitando la técnica, parece haber vuelto al pasado.
Asimov es un autor que es como mi referente en ciencia ficción, empecé a leer algunos de sus cuentos hace varios años y me gustó. A veces no entiendo completamente las referencias científicas que lógicamente abundan, pero trato de esforzarme por hacerlo y a veces no son tan imprescindibles.

En este primer libro que leo de él, me doy cuenta que como en sus cuentos, no pierde su estilo, eso sí, creo que me quedo con los cuentos, porque aunque esta historia me gustó, sentí que le falto algo para que me atrapara totalmente.
No hablaré mucho del argumento pues no me quiero complicar ni hacer spoilers. Suficiente es saber que la humanidad ha dominado el espacio, hay miles de sistemas planetarios donde es posible vivir, hay enormes imperios y aunque la Tierra sigue siendo algo así como el centro, ha pasado una catástrofe que está provocando su decaimiento. Los Tyranios han formado un gran imperio y gracias a los saltos interestelares, los años luz que separan cada sistema no son un problema.
La historia nos presenta a Biron Farril, un joven prometedor que esta por terminar sus estudios en la Tierra, hijo del ranchero de Widemos, un noble. Al principio, sucede algo que hace a Biron salir apresuradamente del planeta sin terminar su formación pues hay amenazas contra su vida.
A lo largo de su viaje a destinos que no están completamente claros, le toca enfrentarse a muchos problemas de los que sale victorioso por los pelos. Se entera de algunos secretos de su padre, las acciones antimorales de los Tyranios, indicios de rebelión en algunos planetas e incluso conoce al amor de su vida.
Y es eso, la aventura por el espacio exterior de Biron Widemos, un chico muy listo a mi parecer, no sabe nada de romance, eso es cierto, pero es esta cosa que tiene Asimov con las relaciones amorosas en sus historias, se nota siempre forzado y hay mucho insta-love y situaciones absurdas. Claro está que no son parte esencial de la trama, sólo están ahí como relleno y hacen una burda aparición de vez en cuando. En realidad a mí hasta me hacía gracia.
La trama de la rebelión, que es en torno a lo que gira la trilogía (saga?) en verdad me sorprendió, nos enteramos de los hechos conforme se enteran los personajes, porque se supone una cosa como la verdad absoluta pero en el salto interestelar siguiente nos topamos con algo totalmente distinto y ahí está el fuerte de la historia, los giros; muchos giros que le  dan un toque de misterio, aparte de la aventura y los datos científicos.
Los personajes no son tan geniales, cada cual tiene lo suyo, bueno, el tío Gillbert fue muy divertido (?) pero en general se parecen; cada cual con sus lealtades, sus problemas, su inteligencia, sus acciones van de acuerdo al plan, a excepción de algunos. Pero al final me quedé con la sensación de querer conocerlos más, que en realidad sus aventuras me interesan y en fin, cobraron más importancia e interés. El final fue una total sorpresa. Quizá otros lectores más expertos lo sospechaban, peto yo me alegro que me haya impactado. Y ahora, tengo más ganas de leer la siguiente parte: Las corrientes del espacio.

Puntuación: