4/29/2014

Reseña: Lolita (Vladimir Nabokov)

Título: Lolita
Título original: Lolita
Autor: Vladimir Nabokov
Editorial: Anagrama
Páginas: 1384
Fecha: 1955
La historia de la obsesión de Humbert Humbert, un profesor cuarentón, por la doceañera Lolita es una extraordinaria novela de amor en la que intervienen dos componentes explosivos: la atracción «perversa» por las nínfulas y el incesto. Un itinerario a través de la locura y la muerte, que desemboca en una estilizadísima violencia, narrado, a la vez con autoironía y lirismo desenfrenado, por el propio Humbert Humbert. Lolita es también un retrato ácido y visionario de los Estados Unidos, de los horrores suburbanos y de la cultura del plástico y del motel. En resumen, una exhibición deslumbrante de talento y humor a cargo de un escritor que confesó que le hubiera encantado filmar los pic-nics de Lewis Carroll.

Hoy vengo a hablarles de uno de los últimos libros que he leído. Uno que considero una obra maestra y sepan que son realmente pocos los libros que tengo en esa categoría, el de ahora se lo merece del todo y ya les cuento porqué... Lolita es, creo, la obra más conocida de Nabokov, con la que luego de su publicación se catapultó a la fama universal. Lolita es un libro raro por el tema que trata, odiado por muchos, amado por otros o considerado un libro más por algunos.

Lolita va sobre la historia del profesor cuarentón, Humbert Humbert, que cuando se traslada a vivir a los Estados Unidos y luego de algunas experiencias de su pasado ha desarrollado el gusto por las nínfulas, como el llama, a las niñas por las que se siente atraído. Ahí conoce a Dolores Haze, una doceañera, más conocida como Lolita o simplemente Lo. Humbert desarrollará una pasión enfermiza por la niña que lo lleva hasta la locura. La historia está escrita como una especie de diario, desde la perspectiva de H. H. él nos transporta por cada una de sus aventuras, los momentos con Lolita, tanto los malos como los buenos. Y a lo largo del libro expresa lo que siente y quiere. Todo narrado siempre con ironía y lirismo y también un poco (o mucho) cinismo por parte de Humbert. Algo que me ha gustado de él es que no trata en ningún momento de justificarse, él simplemente explica sus sentimientos y deseos directamente y también se sabe un monstruo repugnante, porque es así como se describe algunas veces.

Por otro lado, tenemos a Lolita, la dulce, ingenua e inocente Lo que cae en las garras de Humbert. No hablaré mucho de ella porque sería desvelar aspectos importantes del libro, sólo decir que es muy interesante conocerla desde la perspectiva de Humbert, lo que no se sabrá es, si ella realmente era así o sólo era la locura de H la que hablaba. La mayoría la considera una víctima, de mi parte creo que tiene un poco de todo, hubo momentos que detesté a Humbert porque la chantejeaba vilmente. Pero en general, hay muchas sorpresas en cuanto a ella, lo que si diré es que en cierta situación ya por el final, su actitud me pareció muy cobarde, pero ya que no tenemos un punto de vista de ella, sólo nos quedamos con lo que hay.
Pero lo que destaca en Lolita, es la grandeza de la narración. Las escenas cargadas de erotismo pero sin ser necesario describir el acto en sí o utilizar palabras vulgares, sino que es la pasión y emotividad con la que el autor, a través de Humbert Humbert, nos cuenta la historia. Muchos han expresado que han abandonado por el tipo de prosa y lenguaje utilizado, que es muy antiguo y culto y no sé que más. Porque en verdad no podemos acusar en ningún momento a Nabokov de vulgar. El es un genio evocando bosques y madreselvas y montañas, cuando en realidad nos está hablando de otras cosas. Y a mí es eso lo que me ha gustado, es cierto que en algunos momentos me perdía un poco y no acaba de comprender lo que quería decir, pero el resto del tiempo lo entendí y disfruté muchísimo. Además, que abundan palabras en francés, difucultando un poco, por mi parte, sólo me las saltaba.

Por lo demás, la historia en general es muy fuerte, la pedófila e incesto no son temas para tratar a la ligera y en Lolita es ese el problema, porque Humbert se encarga de hacernos creer o sentir que es algo normal. Obviamente está en el lector creer o no, aceptar o odiar a Humbert. Yo soy de las que lo odian definitivamente. Humbert me inspira muchísimo asco y repudio y es que no se trata en absoluto de aceptarlo. Lo que si es posible llegar a hacer es comprenderlo un poco, empatizar con él. El tipo está tan loco y tan desequilibrado mentalmente que en algún momento el lector puede llegar hasta sentir lástima y pena por él. Yo, llegando ya a la parte final y ciertos sucesos inesperados donde Humbert recibe un golpe en todo su ego y el pobre se viene abajo si que sentí muchísima pena por él y su situación y, a la vez, algo en mi mente le decía: "Te lo mereces cabrón".

Lo que si podemos palpar en cada página y que digo yo que no debemos pasar por alto, es el amor que Humbert llega a sentir por Lolita; por supuesto, es un amor extraño, amoral, pero la manera en que se preocupa por ella y la cuida, se puede dar cuenta que en medio de todo ese barullo de locura, trastornos y desequilibrios mentales, Humbert ama a Lolita con todo su ser, y los que han leído el libro estarán de acuerdo conmigo que ese ultimo párrafo que nos regala Humbert, lo es todo, el demuestra por todo lo alto lo que significa Lolita para él y, aunque suena incluso egoísta y puede inspirar más asco todavía, se puede leer bajo todo eso, una profunda pasión y mucho amor.

También es en las últimas páginas, justo un poco antes de ese último párrafo, que la intensidad de la historia baja un poco e hizo que me confundiera y me enojara por un rato, porque las cosas dan un giro por completo inesperado y me quede patidifusa porque nada resultó como yo pensaba y no estoy diciendo que desearía que hubiese sido diferente, pero para mi gusto, le dio otro sentido a todo y no me terminó de convencer. Eso no quita que la historia me haya gustado prácticamente en su totalidad; porque les digo que lo hizo y mucho y puedo decir que es de las mejores novelas que he leído en cuanto a calidad narrativa. Porque es sublime, adictiva, onírica, impresionante y maravillosa y eso lo destaco por encima de todo lo demás y siento repetirme tanto pero creo que es necesario.

Tampoco se debe ignorar la crítica que hace Nabokov a la rígida sociedad estadounidense de la época, a través del ácido humor de Humbert, su eropeismo y su peculiar manera de ver el mundo, se nos lleva de viaje por el país, conociendo a su gente, sus actitudes, valores y algunas de sus costumbres. Los lugares que en su recorrido por el país, Humbert visita, ya sea de paso, por un rato u otros en donde la estancia es más prolongada, acompañado siempre de una mordaz crítica a las situaciones del lugar.

Lolita es una historia extraña, si eres prejuicioso mejor ni te acerques, para leerla hay que ir con la mente muy abierta. Y es que ¿acaso un libro va a ser malo solo por tratar un tema escabroso? ¿acaso no vale la fascinante manera con que la historia es contada? Nos perderíamos muchas buenas historias si nos dejamos guiar por esto. Porque les aseguro que Lolita es fantástico. Porque ni se le puede llamar pornográfico o vulgar de ninguna manera. Que sí, que Humbert es un monstruo horrible, pero es interesante de conocer esa mente suya y deleitarnos con su manera de contar su historia.

En fin, creo que la gente debería dejar de lado cualquier prejuicio y disfrutar de una gran obra de la literatura como considero que ésta es. Con un narrador memorable y un estilo poético que hacen de la lectura una delicia.

Puntuación:

4/11/2014

Reseña: El color de la magia (Terry Pratchett)

Título: El color de la magia (The colour of the magic)
Saga: Mundodisco (Discworld)
Autor: Terry Pratchett
Editorial: De bolsillo
Fecha: 1983
En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles -que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante- habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaro y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios... En esta serie de novelas se dan cita todos los temas y situaciones del género fantástico, visto a través del personalismo y corrosivo sentido de la comicidad de un autor inglés que se ha convertido en uno de los escritores de humor de mayor éxito y fama en el mundo.
Mi primer encuentro con la prosa de Terry Pratchett ha sido en verdad agradable. Su loco estilo al contar historias, aderezado con el humor inglés y su infinita y loca y divertida imaginación han supuesto una buena lectura.
En la primera entrega de la interminable saga Mundodisco, pues son 40 títulos los que hay, Pratchett nos presenta, entre otros personajes, a Rincewind, un mago de pacotilla que fue expulsado de la universidad y el único hechizo que 'sabe' es uno que quizá sea muy poderoso y si lo pronuncia puede provocar una gran catástrofe, o quizá nada... razón por la cual, aunque se burlen de él por ser tan malo con los misterios de la magia, se le teme por que quién sabe que si acaso un día se moleste lo suficiente para lanzar el hechizo destructor.
Otro de los muchos personajes que pueblan las páginas de El color de la magia, es Dosflores y El Equipaje —mención honorífica a este agradable objeto que con sus patitas va en pos de su amo y lo defiende fieramente— Dosflores es el primer turista del Mundodisco, en el que se encarna la juventud, ingenuidad y pureza; este se ve relegado al cuidado de Rincewind con quien vivirá numerosas y locas aventuras. 
Mención especial merece La Muerte, un personaje de lo más original e interesante; puedo decir con seguridad que varias de las mejores escenas del libro suceden cuando ella aparece. Como dije, hay variedad de personajes, desde emperadores, negociantes, Jinetes dragón y héroes, hasta mercenarios y asesinos, pasando por ladrones e indigentes, todos con sus motivos e ideas de hacer el bien, las cuales no pierden importancia en la trama.
Hay que ver también la forma en que están presentados los dioses, la gente los maldice más que adorarlos y ellos no se quedan atrás, pues se lo pasan bomba jugando con la vida de los personajes en un tablero de dados.
El mundo creado por Terry es en verdad muy llamativo, desborda originalidad e imaginación en todos sus aspectos, pues como el nombre de la saga lo indica, es en forma de disco, el cual es llevado por 4 elefantes, encima del caparazón de Gran A'Tuin, la tortuga que no se sabe si es macho o hembra pero en esas averiguaciones están. El Mundodisco es un lugar donde la magia, el color y los números tienen mucha importancia, además, en lugar de que sea 7, 12 o 13 el número perfecto o el número malo, acá lo es el 8, son 8 las estaciones, 8 los colores principales, es 8 el número del Creador, etc. Es un lugar fantástico en dónde todo puede ser posible, dónde existen criaturas inimaginables, también están los dragones pero sólo cuando se cree lo suficiente en ellos, ay de aquel que pierda la fe en medio de un vuelo, como bien le pasa en alguna ocasión a nuestro pobre mago.
La historia tiene muchos matices, en medio de todas esas escenas divertidas, descabelladas y completamente absurdas podemos encontrar más de algún guiño a elementos sociales, políticos y religiosos de nuestro mundo, todo con humor, claro está. Y también referencias graciosas a los elementos de grandes obras de la literatura, de la fantástica principalmente.
Si bien no es una lectura muy trascendental, ha sido una buena introducción a la historia y me ha dejado con muchas ganas de continuar leyendo, sólo espero que me alcance la vida para leerlos todos, por ahora tengo la idea de volver a encontrarme pronto con Rincewind y su travesía por el Mundodisco, que el pobre se ha quedado suspendido —así literal— entonces quiero saber como le va.

El color de la magia, ha sido una lectura genial, que ha ido bien como introducción al fantástico mundo creado por Pratchett, amena, original, divertida, con mucho humor, personajes diversos y situaciones muy locas y descabelladas.

Puntuación:


Extras:
Acá dejo una guía de lectura de lo más clara, para aquellos que quieran animarse a sumergirse en el universo de Mundodisco:

4/08/2014

Reseña: Harry Potter y la cámara secreta (J.K. Rowing)

Título: Harry Potter y la cámara secreta
Saga: Harry Potter
Autor: J.K. Rowling
Editorial: Salamandra
Páginas: 286
Fecha: 1998
Tras derrotar una vez más a lord Voldemort, su siniestro enemigo en Harry Potter y la piedra filosofal, Harry espera impaciente en casa de sus insoportables tíos el inicio del segundo curso del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Sin embargo, la espera dura poco, pues un elfo aparece en su habitación y le advierte que una amenaza mortal se cierne sobre la escuela. Así pues, Harry no se lo piensa dos veces y, acompañado de Ron, su mejor amigo, se dirige a Hogwarts en un coche volador. Pero ¿puede un aprendiz de mago defender la escuela de los malvados que pretenden destruirla? Sin saber que alguien ha abierto la Cámara de los Secretos, dejando escapar una serie de monstruos peligrosos, Harry y sus amigos Ron y Hermione tendrán que enfrentarse con arañas gigantes, serpientes encantadas, fantasmas enfurecidos y, sobre todo, con la mismísima reencarnación de su más temible adversario.
Luego de conocer a nuestro niño mago por excelencia en La piedra filosofal, tocaba ponerse son el siguiente, seguiré diciendo que lamento no haber podido leer estos libros cuando era niña, pero aún así, me alegro de poder disfrutar tanto con ellos ahora de grande.
En esta segunda parte, desde el inicio nos encontramos a un Harry en problemas ¿raro, no? con su odiosa familia adoptiva preparándose para recibir invitados y ordenando a Harry que se encierre en su habitación y no salga hasta nueva orden.
Sabemos que el niño siempre tiene buenas intenciones y procede a obedecer pero... ¡Oh, sorpresa! hay un intruso en su habitación, el cuál lo meterá en un problema de rayos y el pobre Harry queda castigado en su cuarto por tiempo indefinido.
Entonces acuden nuestros chicos pelirrojos favoritos al rescate, llevan a Harry a su casa y en la fecha indicada, este retornará con alegría a Howgarts -no sin un par de inconvenientes también-, continuará aprendiendo magia, a meterse en problemas con sus amigos Ron y Hermione, a divertidas charlas con Hagrid, a ser un campeón con el quidditch, a ser odiado por el gruñón y feo profesor Snape y por supuesto, enfrentarse a muerte con Lord Vold... ¡Uy! con Quién Ustedes Saben...
En este libro podemos apreciar ya un avance en la trama oscura de la historia, si bien lo es casi al fina, pero la hay. Harry es un año mayor, su enemigo(s) más fuerte(s) y él quiere/necesita saber quien es realmente, conocerse a sí mismo y superarse.
Como siempre, la pluma de Rowling no deja nada que desear, es amena y divertida y seria cuando la situación lo requiere, sus personajes siguen siendo geniales y la manera en que ella cuenta todo, al grano siempre, me encanta.
Muchos dicen que Harry es insufrible, pero a mí por el momento me gusta y me da pena que siempre le toque pasar por tanto. Tenía vagos recuerdos de la película que había visto hace tiempo -aunque no completa-, por eso la trama de la cámara me cogió desprevenida porque mis ideas eran difusas e incorrectas: -¡Yo estaba segura que se refería a una cámara de fotos! Esto es en serio ¿eh?-
Y aunque al avanzar la situación se hace obvia, todo es muy bonito de leer gracias a la pluma de Rowling. 
Algo que no me gusta y tampoco lo hizo en La piedra filosofal es que la verdadera acción ocurre en un abrir y cerrar de ojos, porque los personajes se pasan haciendo un sinfín de cosas 'normales' 3/4 partes del libro y luego en un par de páginas el secreto es revelado, el problema ubicado y Harry se enfrenta a él y gana -de paso también La copa de las casas- todo en un pispás.
Esa sería la única pega que le pongo al libro, todo lo demás me ha gustado, eso sí, al contrario de muchos este no será mi favorito, es más, me gustó menos que el primero, pero ya he leído el tres y ESE ES AMOR INFINITO.

Así que en conclusión, La cámara secreta ha sido una agradable continuación para una saga que promete mucho y me está enamorando cada vez más en cada libro leído. Así que está claro que seguiré disfrutando muchísimo de las aventuras de Harry y compañía por un buen rato.

Puntuación:

4/03/2014

Resumiendo: Marzo


¡Hola! Hoy he decidido a hacer esto de los resúmenes a final del mes (o a principios del siguiente) de mis lecturas. Vengo hoy con las de marzo, las cuales no fueron tantas como en febrero, muy irónico ya que hay menos días, pero en febrero leí 12, en marzo fueron 9, lo cual es más bien mi ritmo normal.

1. Expedientes secretos, James Dashner. [5/10]
2. Anatema, Lissa D'Angelo 
[2/10]
3. Eleanor & Park, Rainbow Rowell [6.5/10]
4. Spirit bound, Richelle Mead [8.5/10]
5. Last sacrifice, Richelle Mead [9./10]
6. La lección de August, R.J. Palacio [4/10]
7. En la arena estelar, Isaac Asimov [7.5/10]
8. Harry Potter y el prisionero de Azkaban, J.K. Rowling ♥ [10/10]
9. La voz de las espadas, Joe Abercrombie ♥ [9.5/10]

Expedientes secretos es parte de la saga El corredor del laberinto, la verdad que no fue lo que esperaba, no me disgustó del todo, pero apenas tiene 80 páginas y la mayoría de lo que trae son cosas que ya se sabían principalmente por deducción. Anatema, no sé bien como decir que no me gustó nada, podrían leer mi reseña en goodreads y es que es de lo peor que he leído este año, la historia, si me hubiesen dicho que era un fanfic de todas las historias juveniles de vampiros, ni siquiera la habría leído -no me gustan los fics- pero no, es un libro, así propiamente dicho, creo que hay fics mejores. Eleanor & Park, me gustó y me disgustó a partes iguales, una historia de dos chicos que se enamoran contada de una forma muy bella, pero con drama mal llevado y final injustificado.

Spirit bound y Last sacrifice, Richelle Mead: febrero y marzo fueron los meses de Vampire academy, leí el primero en 2013, empecé el segundo y terminé en febrero, para continuar con el resto y enamorarme muy fuerte de la saga; en el tercero, mejora considerablemente, el cuarto es amor infinito, al igual que Spirit bound, que, aunque me gustó menos que Blood promise, no se queda atrás. Y Last sacrifice, fue en gran medida, una gran conclusión para la serie, la principal al menos, que está también el spin-off: Bloodlines, que continua con los aspectos que no se cerraron del todo.

La lección de August, no me gustó casi es la historia de un niño que ha nacido con un defecto congénito que ha provocado muchas malformaciones en su rostro y como, cuando le toca ir por primera vez a la escuela, se enfrenta al mundo en compañía de su familia y un par de buenos amigos. En la arena estelar, aunque me costó mucho leer las primeras 50 páginas, luego le fui cogiendo el ritmo y al final me gustó más de lo que pensé que lo haría, y es que yo tengo algo con Asimov que siempre hace que sus historias y forma de contarlas me termine gustando.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban: ha sido la gran experiencia del mes, luego de postergarlo por bastante tiempo, lo devoré en dos días y quedé encantada. Fue tan hermoso y alucinante e impactante y precioso y adorable y de todo. La voz de las espadas: mi primera experiencia con Abercrombie ha sido fenomenal, un escritor bastante prodigioso que sabe como contar historias y su gran fuerte: la creación de personajes inolvidables, la forma en que une tramas y te deja embobada ante el mundo que ha creado es genial. Sin duda, me haré pronto con su segunda parte.

Lo mejor:
   

Lo peor:

En conclusión, creo que ha sido un buen mes, sólo una lectura bastante mala, en febrero hubo 4, así que estoy contenta con mi avance lector. Ahora, cuéntenme ¿a ustedes que tal les fue? ¿Coincidimos en alguna lectura? ¿Han leído ya alguno de estos?